Compartir

El proceso de convertir un año más a T1 (antes SKT) en el mejor equipo del mundo tiene demasiadas aristas y no en todas ellas está la competición de por medio en la figura de Faker, también anfitrión de su tierra ante invitados de primer nivel como Bjergsen en un encuentro destinado a terminar en enfrentamiento.

La época navideño en el hueco de vacaciones entre entrenamientos y tiempo libre deja a Faker con la oportunidad de darle la bienvenida a Corea a algunas de las figuras más representativas del League of Legends en occidente, en este caso a Bjergsen, presente en el país asiático para una bootcamp junto a sus nuevos compañeros.

La revolución total de TSM tiene al midlaner al frente tras su pasada renovación y para aprovechar el trabajo en la sinergia del equipo, han decidido tomar Corea para entrenar al máximo nivel. Conociendo la situación, Faker decidió invitarlo a un encuentro entre ambos con la idea de acercarse a la figura de su compañero en la calle central.

«Siempre tengo un hueco en mi corazón para jugadores veteranos, así que estoy encantado de ver a Bjergsen después de tanto tiempo«, así arrancó su discurso el coreano en un encuentro en el que el danés le contó que está practicando en soloQ con el equipo para tomar una primera buena experiencia como grupo.

Entre bromas, noodles picantes, la típica conversación de la comida de su país que siempre saca el tricampeón del mundo y una propuesta competitiva, Faker le hace un regalo múltiple a Bjergsen, competir al estilo tradicional coreano.

Después de entregarle en mano un pack con dos cartas de batalla con sus respectivas caras, un sombrero coreano para cada uno y un par de batas (de estudio y de guerrero), ambos echaron una partida al juego tradicional de cartas que consiste en tirar una sobre la otra (ya en el suelo) y darle la vuelta. Los tazos, pero con otras pintas.

El regalo fue la partida, el choque cultural y la posterior batalla interminable en la que finalmente ganó Bjergsen, hecho por el que Faker le regaló una caligrafía de su puño y letra con el lema ‘Ser el campeón’ utilizando la palabra Gosu, que define a los ganadores en su país. Quizás una señal de lo que pueda pasar en el próximo año, ¿se verán en el MSI o en Worlds?

Compartir
Artículo anteriorLa espectacular jugada de Knight en los cuartos de final de la Demacia Cup de LPL
Artículo siguienteEl partido a partido de Clid y sus dos baluartes en Gen.G
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta