Compartir

Una extenuante jornada de domingo (más de 12 horas de retransmisión) en Katowice se saldó con mucha emoción y algunas sorpresas. Los cuatro equipos participantes en esta fase final de la IEM (ROX Tigers, G2 Esports, Flash Wolves y H2K) se dejaron la piel para ofrecer varios duelos de alto nivel con una igualdad mayor de lo que se podría esperar.

Las semifinales fueron realmente trepidantes 

Tras más de dos horas de pausa por problemas técnicos daba comienzo la primera semifinal del día entre G2 Esports y ROX Tigers. Los coreanos partían como favoritos, pero G2 quería desquitarse de su sambenito en la escena internacional. La primera partida fue para los de ROX, aunque les costó 45 minutos poder cerrarla. Más allá de venirse abajo, G2 encaró el segundo mapa arrollando a sus rivales de principio a fin. Las esperanzas comenzaban a llegar para los europeos, y la sorpresa llegó en el definitivo tercer choque. ROX comenzó mucho mejor que G2. De hecho, llegaron a contar con más de 10K de ventaja sobre el conjunto europeo. Sin embargo, G2 mantuvo la concentración hasta el final y fue capaz de remontar esta diferencia tras 50 minutos, firmando una gran hazaña.

La semifinal entre H2K y Flash Wolves estuvo todavía más igualada si cabe, con tres intensas partidas de gran duración. En el primer mapa, H2K se llevó su primera baja en el minuto 45. Los taiwaneses se mostraron tremendamente defensivos, y esto ayudó a que la partida llegase a la hora de duración. No obstante, H2K pudo superar finalmente a sus correosos rivales y se llevaron la primera victoria. El segundo mapa estuvo prácticamente encarrilado para los europeos desde el principio. Por desgracia para ellos, mostraron síntomas de flaqueza a la hora de cerrar la partida y esta vez los taiwaneses se revolvieron para forzar el tercer duelo. Llegados a este punto, H2K no fue capaz de mantener el dominio inicial mostrado previamente y Flash Wolves se fue imponiendo poco a poco para ganarse su puesto en la final.

La final se quedó descafeinada en comparación

Toda la intensidad vivida con anterioridad se fue perdiendo con el inicio de la gran final. Las más de 5 horas que los jugadores de G2 habían necesitado en su eliminatoria ante ROX Tigers les hicieron mella y no mostraron la misma concentración frente a Flash Wolves. En cambio, los taiwaneses sí supieron reponerse después de su también agotadora eliminatoria, por lo que no concedieron muchas opciones a G2 Esports más allá del early game.  

De este modo, y tras un 2-0 relativamente ligero tras lo jugado anteriormente, Flash Wolves se alzaba con la copa de campeones de la IEM Katowice. Esta victoria supone el primer torneo internacional para un equipo taiwanés desde la victoria de Taipei Assassins en los mundiales de la temporada 2.

Compartir
Artículo anteriorJovetić, Gameiro y Dybala lideran el equipo de la semana 23 de FIFA 17
Artículo siguienteDominio absoluto del Schalke 04 en la Challenger Series EU

No hay comentarios

Dejar una respuesta