Compartir
Fnatic doblega a un Origen que estuvo cerca de luchar por la victoria.

En el primer bracket de los playoffs del split de primavera de la LEC G2 Esports vio cómo perdía ante un MAD Lions portentoso. Y el segundo turno era para Fnatic y Origen, que se enfrentaban en la Grieta para tratar de dar un paso hacia la ansiada final.

Cualquier pensaría que Fnatic iba a arrasar con todo, pero al final sufrió hasta dar con la tecla. Origen se presentó combativo y no descansó hasta tener a tiro una buena oportunidad, pero la LEC es lo que es y Rekkles, Bwipo y compañía son perros viejos. Saben cómo remontar lo imposible.

Así, y tras un primer mapa espectacular por parte de Fnatic, que consiguieron ganar con un marcador de 14-1 en kills gracias a una bot sorprendentemente positiva con Senna y Zilean, los de Rekkles pasaron al segundo mapa con la misma intención que en el primero.

Y así fue, consiguiendo Fnatic un ace al minuto 13 de partida que dejó a Origen muy tocado, costándole seguir el ritmo de su rival y terminando Fnatic el mapa en el minuto 25 con un Nashor para poner el 2-0 en el contador.

Sin embargo, Origen sabía que tenía que darlo todo para no irse de vacío y en el tercer mapa cayó Aphelios sobre Upset, que estaba preparado para ayudar a los suyos. Empezó con la primera sangre y no paró, poniéndose Origen 6-19 a la media hora de la partida. Y ya con el Aphelios de Upset full build, haciendo un daño exagerado que le permitió, con ayuda de un Nukeduck colosal, hacer el ace en el minuto 42 y recortar distancias en el marcador.

Pero el cuarto y último mapa cogió por sorpresa a jugadores y espectadores. El ritmo parecía similar a la anterior partida, con Origen liderando la Grieta y un 3-9 a su favor en el minuto 25. Sin embargo… Upset no afinó con sus habilidades en la zona del Nashor y remontó Fnatic y, especialmente un Bwipo que no estaba teniendo una buena partida, para ponerse 7-9, además del Nashor.

A partir de ahí llegó el 10-10 y cayeron los inhibidores de la calle central e inferior de la base de Origen, que veía como se tambaleaba una partida que tenían muy encarrilada. A lomos de Bwipo Fnatic arrampló con las torres de Origen y terminó castigándole destruyendo su nexo, gracias, sobre todo, a la estrategia inteligente de hacer focus a Upset y no dejarle respirar en las teamfights.

Así, Fnatic pasa al winner bracket y se medirá contra MAD Lions el próximo sábado 11 de abril, mientras que Origen se verá las caras con el vencedor del Rogue-Misfits que se juega este domingo 5 de abril.

Compartir
Artículo anteriorEl truco ¿bug? para ser inmortal en el veneno de Brawl Stars
Artículo siguienteRaze, el agente oculto y el primer gran leak de Valorant
Periodista en todas sus facetas. Inmerso en el mundo de los esports, siguiendo a Riot desde LoL hasta donde me lleve. También apasionado del fútbol.

No hay comentarios

Dejar una respuesta