Compartir

Con el ansiado billete para las finales en juego, Splyce y Fnatic protagonizaron unos playoffs en los que literalmente pudo pasar de todo y del que Fnatic salió victorioso por algunos momentos de brillantez que salvaron el encuentro.

En los tres mapas que se llevó Fnatic, dominaron con solvencia, pero tres liadas, especialmente en el segundo mapa, dio alas a un Splyce que creyó en todo momento. Liadas a lo Fnatic que pudieron costar caro pero que, como siempre, pudieron corregir para asegurarse su presencia en Rotterdam y medirse frente a Origen y G2 por el trono de Europa en esta primera edición de la LEC.

La primera salvada de Fnatic

En una serie tan importante era normal que hubiese nervios, pero de ahí a los throws típicos de una primera jornada hay un trecho. Errores que hicieron que Fnatic tirase una muy trabajada ventaja frente a un Splyce que anuló a Bwipo pero dejó que Rekkles hiciese lo que quería con Sivir. Las serpientes lo intentaron, como con un gran combo tras un Nashor que aseguró Nemesis, pero Fnatic mantuvo el snowball hasta que se volvieron locos diveando en la fuente. Esto le dio alas a Splyce que aseguraba el siguiente Barón, pero las iniciaciones de Hylissang mantenía a su rival a ralla. Todo hasta que Rekkles llegó a su mejor momento para destrozar una teamfight tras cazar a un Kobbe desastroso en la primera partida de la serie.

 

A las órdenes de Kobbe

Con el 1-0, Fnatic se veía confiado y le daban Kayle para Nemesis, con quien brilló el otro día frente a Vitality. Pero el midlaner apenas pudo hacer nada en una arrolladora partida de Kobbe, que se multiplicó para compensar todo lo que no hizo en la anterior partida. Desde muy pronto el plan de partida de Splyce era el de anular a Rekkles, generando una imparable ventaja para la Tristana del danés que al 18′ ya disponía de tres items. Un Kobbe que se gustaba en las teamfights cuando Fnatic intentó pelear, posicionándose de manera inmejorable con los incontables saltos. Con todo ganado, y Nashor a favor, el tirador sentenció con una QUADRA que ponía el empate en el marcador.

 

 

Fnatic resucita de su liada

Si en la primera partida parecía que Fnatic tiraba una clara ventaja que pudo costarle caro, no sería nada comparado con lo vivido en un tercer mapa de infarto. Aunque Splyce golpeó primero, un combazo sensacional de Rekkles, no exento de fortuna, puso muy por delante a Fnatic especialmente a un Bwipo que rotaba para sentenciar. Su Aatrox dominó en todo momento, y cuando se sumaba con la Lissandra de Nemesis, las serpientes no podían pelear. Todo parecía terminado cuando Fnatic tiraba toda la base rival con el buffo del Barón, y sin poder cerrar se desató la locura. Entre Jinx y Azir, Splyce echaba de su base en numerosas ocasiones a un Fnatic que no sabía cómo encarar las teamfights finales. Todo volvía a estar en el aire, y una buena pelea podía ser GG para cualquiera. Hasta que un backdoor de Bwipo al nexo descubierto de Splyce suponía el 2-1.

La sentencia… nuevamente con sufrimiento

Con todo en juego, Fnatic le dio salsa a la serie con unos sensacionales picks y bans, respondiendo al Veigar de Kobbe mandando a Vayne para Nemesis, un pick fundamental a la postre. Pero el midlaner tendría unos primeros minutos muy tranquilos mientras se desataba nuevamente la locura por la Grieta. Tras una pronta rotación, Rekkles se quedaba en top y Bwipo se juntaba con Hylissang, y poco después era Humanoid el que cambiaba de lineas en un baile confuso pero bonito para el espectador ansioso de acción. Las riendas de la partida estaban en todo momento en manos de Hylissang y Broxah, que en cada rotación hundían más a Splyce. Pero Fnatic iba a volver a darle emoción y un gran Humanoid con Sylas empezaba a tirar del carro para darle oxígeno a las serpientes. Tras ello llegaron muy buenas cazadas que hacían presagiar una más que posible remontada, pero en ese momento apareció Nemesis para dictar sentencia y ser protagonista de varias cazadas importantes que suponían Nashor, apertura de base, y asedio final para poner el fin al partido y sellar el billete a Rotterdam.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta