Compartir

La capacidad de competir con presión, en un escenario, rodeado de miles de espectadores, ese es uno de los verdaderos secretos de Fnatic, un equipo con mayúsculas capaz de aumentar sus capacidades en el momento de la verdad tal y como sucedió en el 3-0 contra el Schalke en una serie totalmente alejada de lo que ambos equipos vivieron en scrims.

Es difícil que un profesional diga públicamente una cifra como la que Youngbuck soltó en privado a sus jugadores tras la aplastante victoria ante el Schalke en los playoffs de LEC, un 3-0 que le dio el billete para jugar la final contra G2 y con el que se quitaron el malfario de las scrims contra el equipo alemán.

En la típica charla del entrenador en el vestuario, el técnico decidió revelar el dato a sus jugadores después de la paliza para reflejar de lo que eran capaces, algo que el club decidió incluir hace unos días en su capítulo 13 del ‘This is what we live for’. Y no, no lo habíamos dicho, pero este es el momento exacto en el que Youngbuck desvela que en scrims estaban 5-23.

Cinco victorias y 23 derrotas. Youngbuck tenía muy claro que quería soltar el dato para olvidarse de él y demostrarle a los suyos de lo que son capaces una vez se suben al escenario: “Hemos hecho un trabajo increíble chicos. Una vez más, el Fnatic de stage aparece. No os lo quería decir, pero antes de jugar íbamos 5-23 con el Schalke en scrims en las últimas tres semanas“.

En la misma línea, el entrenador reflejó el trabajo del equipo dentro y fuera de la Grieta del INvocador: “Cuando estamos en el escenario todos hacemos nuestro trabajo, hemos jugado diferentes tipos de drafts en diferentes líneas, hemos tenido buenos earlys. Estoy muy feliz con la comunicación entre las partidas“.

El discurso motivador fue más allá de la partida y Youngbuck dejó varios mensajes en los que repitió que las scrims también fueron bastante malas en la preparación de las partidas contra G2, pero que lo darían todo. Así fue en una final épica en la que se repitió el 3-2, aunque a día de hoy todas las miras están puestas en Worlds 2019.

No hay comentarios

Dejar una respuesta