Compartir

El reino del League of Legends es de FunPlus Phoenix, de China y de un cambio de sistema en el competitivo que se vuelve a demostrar en estos Worlds 2019, una nueva paliza de la LPL a Europa en una paliza constante a G2 Esports, perdidos en cada uno de los tres mapas del 3-0.

El sueño del Gran Slam, la doble estampada de Caps, la caída de Corea y el surgimiento de China como potencia mundial, un todo que se resquebraja ante la nueva era de GimGoon, Tian, Doinb, Lwx y Crisp, los nuevos dueños de la Grieta del invocador tomando el testigo de sus compatriotas de Invictus Gaming.

Con dos coreanos al igual que sus predecesores, FunPlus Phoenix levanta el trofeo de campeón sin permitir siquiera que G2 apareciera por la grieta, los ha borrado completamente del mapa tal y como sucediera en 2018 con el IG vs Fnatic, un calco completo en el que Tian (MVP) ha tenido gran parte de culpa con su Lee Sin.

Nadie puede con el Nautilus de Doinb

La idea de G2 Esports era buena, pero quedarse por detrás en el early tumbó todas las opciones de que el Pyke de Caps dejara en nada el famoso Nautilus de Doinb. FunPlus Phoenix fue ese equipo serio que le ha llevado a la final de Worlds con la toma de decisiones de un campeón y la inteligencia de adaptarse por momentos.

Esas botas de movilidad de Nautilus para igualar el roam del Pyke le dieron mucha fuerza en top para destrozar al Ryze de Wunder una y otra vez…y sumado a la desaparición de Jankos, G2 se quedó muy por detrás en el early a pesar de buenos movimientos como el intercambio de Heraldo en top con Perkz al frente.

El ADC croata era el único que aguantaba la partida con Varus, siempre seguido de Tahm Kench y con un trabajo de coordinación excelente en cadazas y huidas, pero insuficiente en general. G2 siempre dejó la puerta abierta para un backdoor y jugó a marear al rival, pero como pasó con SKT, los chinos mandaron en los objetivos y esta vez lo trasladaron en el 1-0 después de un error de Wunder, pillado fuera de posición en el último push del segundo Nashor.

Jankos, la sombra de Tian

Jankos no supo sobreponerse como sombra de Tian y en el segundo mapa G2 no estuvo en el mapa, fue un simple bot en manos del Lee Sin rival y de todo el equipo chino, una marioneta para poner el 2-0 con otro stomp en el early, aunque esta vez con un recuerdo más claro de lo que fue toda la serie en el Invictus vs Fnatic del año pasado.

Sin herramientas para luchar, G2 se vio superado en todas las líneas y no supo aprovechar ninguna de las líneas, por no hablar de que estaba siempre un paso por detrás en las escaramuzas. Con dives perfectos, Ryze dopado y un Nashor al 20 imposible de pelear, los samuráis empezaron a trolear e incluso se reían en partida al ver que era imposible pelear, un 2-0 sin historia en 25 minutos para FunPlus Phoenix.

Ni Veigar ni Ryze

La esperanza europea se desbordó a pesar de algunos momentos de brillantez en el tercer mapa con un G2 muy pasivo en el early esperando tomar el control del late con Veigar y Ryze, pero el control de los objetivos marcó el 3-0 final sin que los samuráis pudieran darse cuenta de lo que pasaba.

A pesar de una mejor actuación de Jankos ahora con Jarvan y de abrir medio gracias al asedio de Veigar, FunPlus Phoenix leyó mejor la partida con un call de Nashor perfecto durante el dragón de montaña de G2 y ahí se acabó todo. En su mejor momento, los de Ocelote se vieron sobrepasados una vez más y a pesar de aguantar en la calle central, el posicionamiento de Tian para encerrarlos marcó la final.

 

Estos Worlds 2019 cierran precisamente con China como protagonista en lo que será el décimo Mundial de League of Legends del año que viene, un nuevo viaje al país de los dos últimos campeones del mundo con el anuncio del Shanghai 2020.

No hay comentarios

Dejar una respuesta