Compartir

Riot ha dejado claro el futuro del equipo de Echo Fox respecto a su participación en la competición americana, tras los escándalos de la organización de Echo Fox y las negociaciones entre ambos al fin han llegado a un acuerdo.

Tras la amenaza por parte de Riot de tomar medidas que perjudiquen al futuro del equipo si no sancionaban a los miembros que habrían hecho comentarios fomentando el odio y tras la propuesta de Echo Fox para vender su plaza, ambos han pactado la venta del conjunto.

La plaza de Echo Fox será vendida y el equipo dejará de participar en LCS aunque no será a Kroenke Sports & Entertainment, grupo que estuvo en negociaciones con el equipo de los zorros, debido a discrepancias de ambas partes.

La organización de LCS tomará las riendas y pondrá a la venta la décima plaza de su competición al mejor postor como ya hizo en 2017 donde la mayor parte de la venta se la llevará el conjunto de Echo Fox.

Queda así abierta una plaza para muchas organizaciones que se quedaron fuera tanto de LCS como de LEC que ahora podrán volver a poner su proyecto encima de la mesa para comprobar si esta vez tienen más suerte.

Competir en una liga como LCS otorga ir al mundial a los mejores equipos de la región además de ser un enorme escaparate para otros clubs.

Los equipos que actualmente forman la liga son Team Liquid, Cloud9, Counter Logic Gaming, TSM, Optic, Clutch Gaming, 100 Thieves, Golden Guardians y Flyquest donde la última plaza de la clasificación la ocupaba Echo Fox.

MAD Lions, Giants o Movistar Riders fueron equipos españoles que se les presuponía con muchas oportunidades para entrar en LEC por encima de equipos como Roge o Excel aunque terminaron quedándose fuera.

Este puede ser el momento de un nuevo comienzo y de una nueva inversión para organizaciones muy conocidas y con grandes presupuestos que no tienen la oportunidad de competir al máximo nivel.

No hay comentarios

Dejar una respuesta