Compartir

G2 no ha conseguido lograr el sueño europeo, es más, ha conseguido revivir la última pesadilla de nuestro continente al enfrentarse a un conjunto chino, ya que en muchos aspectos esta final se asemeja a la vivida entre Fnatic e Invictus Gaming, contando que estos duraron 11 minutos menos.

La final entre G2 y FunPlus Phoenix se suponía difícil, al igual que la de Fnatic contra Invictus, lo que nadie se esperaba era ambas stompeadas que los equipos europeos recibieron.

Fnatic perdió el primer mapa en 27:06 minutos, este dato hacía ver que algo no funcionaba realmente bien. La segunda finalizó en 32:59 minutos y la final se cerró con un 3-0 en el último partido que fue el más precoz de la serie con los ánimos hundidos en 25:27 minutos.

G2 luchó mucho más la primera partida, incluso le costó cerrarla a FunPlus Gaming tras varios Nashor en 40:50 minutos, la sorpresa saltó durante la segunda partida, que duró 25:33 minutos y la serie terminó de nuevo en la tercera que duraría 30:17 minutos.

Aguantó así Fnatic un total de 85:32 minutos, es decir, 1 hora 25 minutos y 32 segundos, por su parte G2 se mantuvo en la final 96:40 minutos, sumando un total de 1 hora 36 minutos y 40 segundos.

Incluso parte de NA con Ovilee May apoyaban al conjunto de G2, los dominios nunca llegan a ser buenos para el ámbito competitivo y desde la temporada 1 que Fnatic se alzaría con el título de campeón, ningún conjunto europeo lo volvería a hacer.

Se convierte así China en el terror europeo, y esto es un problema doble ya que la final de Worlds 2020 será en nada menos que Shanghai, China, esperemos que allí, aunque pueda parecer más difícil, alguno de nuestros representantes sí pueda ganar la Copa del Invocador, cerrando el círculo de la primera a la décima temporada de League of Legends.

No hay comentarios

Dejar una respuesta