Compartir

El típico top-jungla que en soloq te destrozan la partida en 10 minutos con un 0/7/1 se convierte en un imposible de remontar en League of Legends a menos que tengas a Caps, Perkz y Mikyx para que te hagan el carro como ha pasado en la paliza de G2 Esports a Cloud9 en los Worlds 2019, la segunda victoria de los samuráis de Ocelote.

Si ayer Jankos parecía la mismísima reencarnación de Faker en la jungla, el polaco hoy fue un desastre total en su early con Qiyana, dives fallidos, movimientos tardíos y un 0/4 inicial que presagiaba un partido complicado para G2…pero nada más lejos de la realidad, 24 minutos de partida.

El carro de Caps y sobre todo de Perkz fueron suficientes para conseguir la segunda victoria del equipo de Grabbz y precisamente esa primera sangre del ADC croata justo segundos antes de que mataran a Wunder era el reflejo de lo que pasaría, un peso con el que el campeón europeo podía cargar.

Con una composición repleta de carries en la que C9 permitió el Xayah-Rakan de primeras junto a Qiyana, Perkz mostró sus cualidades en un 2v3 del que sacó una doble y una carta de presentación que hundió a Sneaky hasta terminar 0/7/4, depresión en NA.

Cada fail de Jankos y Wunder lo rehacían sus compañeros con jugadas imposibles (las skills de Caps con Zoe están fuera de toda regla) y todo se unió en un diveo en top al 17 en la segunda torre, una pompa de Zoe con ultimate de Vladimir y Qiyana que rompió la partida.

Eso, la triple de Wunder sacando la escoba después para el Nashor de G2 y las 19 kills de Perkz en solo dos partidas ponen el balance de lo que es capaz hasta ahora el mejor equipo de Europa actualmente, campeón de los tres trofeos que ha disputado y claro favorito a luchar por todo en este Mundial. Y va luego Perkz y dice que no le tiene miedo a nadie, vaya Worlds 2019 nos esperan.

No hay comentarios

Dejar una respuesta