Compartir

Ni Perkz ni G2 Esports están en su mejor momento pero una buena actuación en la serie decisiva ante Infinity Esports les coloca directamente en la fase de grupos de los Worlds 2018 después de una temporada difícil que mantiene el rumbo para hacer historia.

El equipo de Carlos Ocelote sigue dando pasos en el Mundial de League of Legends y con la seguridad casi total de continuar en la LCS en la próxima liga de franquicias, ahora certifica por tercer año consecutivo su presencia en la fase de grupos del mayor evento internacional del juego de Riot Games.

Perkz ha sufrido como pocas veces y se ha visto campeado en casi todas las partidas por la dupla SolidSnake y Cotopaco, pero la superioridad en la calle inferior y sobre todo el papel de Wunder durante todo el Bo5, además del buen papel de G2 en las peleas grupales, les ha dado la clasificación.

En la tercera partida cambiaron las cosas. Después de una serie igualada y a pesar de que Perkz sufrió en exceso debido a un resfriado (tal y como comentó Ocelote después), Wunder supo carrilear a los suyos. G2 supo aguantar por detrás con una madurez mucho mayor que sus rivales, evitando la pelea y esperando su momento.

En esas los latinoamericanos aprovecharon la situación pero erraron una y otra vez iniciando en exceso y perdiendo muchas peleas, entre ellas la del Nashor que se llevaron y en la que todos acabaron muertos. El mal timming a la hora de pelear, el buen hacer de Wadid con Alistar y sobre todo el gran nivel de Wunder, hizo posible una lenta remontada que puso el 2-1 para los samuráis.

El throw de Infinity Esports

Es imposible explicar de otra manera cómo Infinity tiró la partida que podría haber cambiado su recorrido en los Worlds, porque de tenerlo todo ganado a perderlo por forzar en el momento menos oportuno.

Tras un early igualado, los latinoamericanos manejaron a la perfección el macro y se hicieron con todos los dragones, con la jungla y con la calle central tras una inteligente jugada con el heraldo que vino acompañado algo después por el Nashor.

Todo iba bien, incluso después del ACE que logró defendiendo bot G2, porque los minions tiraron las dos torretas del nexo algo después y IE parecia tener la partida en su mano, hasta que llegó el Nashor.

Relic estaba haciendo una partida excelente con Urgot pero fue cazado en la calle central e inexplicablemente su equipo se hizo un Nashor rápido 4v5 pero que se quedaba al descubierto para la pelea que, obviamente, perdieron junto a la partida.

Con esta victoria G2 Esports mantiene su marca un año más entre los mejores equipos del mundo, una felicidad que se plasmaba sobre todo en Hjarnan y Wadid justo al acabar el partido, dos de los jugadores mas criticados y que mejor se han sabido adaptar a este nuevo roster que vuelve a darle alegrías a sus aficionados.

No hay comentarios

Dejar una respuesta