Compartir

La sexta jornada de la LCS europea tuvo en G2 Esports a uno de sus referentes con la séptima victoria consecutiva y es que el equipo de Ocelote ha elegido su rumbo mejorando ostensiblemente el rendimiento y convirtiéndose, un split más, en uno de los máximos candidatos a todo.

La espectacularidad quedó en manos de Perkz, que mantenía un ritmo de farmeo descomunal con Corki, consiguiendo varias kills en el inicio y llegando a la Trinidad lo suficientemente rápido como para destrozar el early.

G2 Esports dominó el macro de principio a fin y demostró estar muy por encima de ROCCAT, sobre todo con rotaciones en top y diveos clavados, llegando a tumbar dos inhibidores con suma facilidad sin tener siquiera el bufo de Nashor.

El dominio de G2 Esports 

Con tres dragones de océano, G2 consiguió encerrar en su base a ROCCAT y hacerse el Nashor de manera gratuita. Paciente y con las ideas muy claras, un buen engage y el daño espectacular de Corki hicieron el resto en el late para conseguir el 8-3 de los samuráis en el split.

A pesar del mal comienzo y de los cambios, el equipo de Ocelote ha sabido creer en sí mismo hasta crecer y convertirse en uno de los mejores de la competición al poco de pasar la fase medular de la temporada regular. Parece claro que llegarán a playoffs como favoritos y queda ver si serán capaces de llegar al nivel con el que llegaron a ser tetracampeones.

Compartir
Artículo anteriorEl chat de voz llega al PBE en League of Legends
Artículo siguienteGiants Gaming es una realidad en Europa
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta