Compartir

La historia de la LCS EU necesita de la espectacularidad, los fallos, la locura y las sorpresas que ha dejado la serie entre G2 y Fnatic, un gancho para traer a aquellos aficionados que han perdido el gusto por el competitivo pero que están ahí, deseosos de emoción para volver a disfrutar al mejor nivel continental en League of Legends.

Con el alma en un puño y los nervios a flor de piel, era imposible no vivir desde dentro los últimos 15 minutos de la tercera partida entre Fnatic y G2. Unos se quedaron a un paso de entrar automáticamente en playoffs y destrozar al imbatido, otros no querían ver mancillado sus datos en este split, lo que ha dejado un combate tremendo en el Bo3.

Más que resumen, lo mejor es meterse directamente a la tercera partida a verla, a saborearla por completo, porque desde ese pick de Fiddlesticks todo era diferente. Con la sorpresa en el support y un Leblanc vs Syndra en medio, la partida se venía vistosa.

Fnatic comenzó mucho mejor, adelantando mucho las oleadas y Jesiz era protagonista con Fiddlesticks, un riesgo que funcionó. sOAZ estuvo muy activo al inicio con Camille y a Caps se le vio más enchufado que nunca con Leblanc, arriesgando mucho y bien.

Trick y Expect salvaron a los suyos en varias ocasiones, la más épica cuando el top evitó en un 3v5 que Fnatic tirara el nexo, lo último que le quedaba abierto a los chicos de Ocelote. Con Fizz en plan maestro, los errores de colocación de Broxah y las buenas iniciaciones de G2 le dieron la vida a los de Youngback, que remontaron hasta cerrar.

La serie pierde sabor en los partidos anteriores, Fnatic sorprendió en el primero con un gran Ekko split pusher que no supo responder G2, que repitió decisiones incomprensibles alrededor del Nashor con mucha desventaja. Eso sí, en la segunda la paliza fue incontestable y al loco farmeo de Zven se le sumó un Perkz muy activo en la calle central. Si antes Rekkles lo bordó con Kennen adc (aquí fue baneado), en esta segunda terminó 0/0/0.

Perkz, que dejó destellos de calidad y momentos algo mejorables, comentó tras la victoria que Fnatic llegó muy fuerte a la serie. “Necesitamos trabajar en nuestro early y yo personalmente en mi paciencia cuando estoy perdiendo. Muchas cosas que mejorar”.

Los unicornios merendaron serpiente

Con trabajo y dudas, Unicorns of Love logró remontar la serie ante Splyce y corroborar su clasificación como primero del Grupo B a los playoffs, por lo que pasa directamente a las semifinales, eso sí, después de sudar bastante ante un Splyce que va a más a pesar de seguir sin estar al nivel de los mejores.

En la primera partida Splyce comenzó poco a poco, con cazadas y pequeños objetivos que le dieron la manija del choque. Con un entretenido Talon vs Leblanc en medio, Sencux terminó siendo fundamental con flanqueos inesperados en una tf determinante que acabó con Nashor y cierre de partida sin necesidad de backeo.

Los unicornios parecieron despertar de la siesta. Supieron contrarrestar el Kennen split pusher de las serpientes, el mal de Wunder, que volvió a su pecado de morir mucho en el 1v1. Con peleas grupales más sólidas y un Nautilus inmortal, Samux sacó a relucir su conocido Lucian para acabar 6/0/5 y ayudar a los suyos a empatar.

Splyce volvió a insistir en el Kennen top y Wunder comenzó de nuevo bien, pero sin tanque en las peleas grupales poco podían hacer con la composición de UOL. Exileh tomaba protagonismo poco a poco con Vladimir y sus ultimates fueron determinante en el pusheo tras el Nashor para cerrar con convicción y llevarse la victoria.

No hay comentarios

Dejar una respuesta