Compartir

Si ayer el primer día de la Jornada 8 de la Superliga Orange nos traía dos duelos en los que las primeras plazas estaban en juego, el segundo día ha sido el de los aspirantes a la Fase Final. G2Vodafone, Penguins, ASUS ROG Army y eMonkeyz se enfrentaban entre sí para intentar escalar en la clasificación y quedarse con la cuarta plaza a final de temporada.

Los dos favoritos, sin embargo, no darían lugar a la sorpresa. Tanto ASUS ROG Army como G2Vodafone ganarían su serie y abrirían una brecha de puntos con sus perseguidores.

El ejército que nunca se rinde

Por series como las de hoy ASUS ROG Army hace honor a su nombre. En ambas partidas empezaron perdiendo contra eMonkeyz, y en ambas se atrincheraron, aguantaron, y ganaron las batallas decisivas para lograr los tres puntos.

Pese a la primera sangre conseguida en el primer mapa, pronto las cosas se pondrían cuesta arriba para ASUS ROG Army. Un buen gank en la línea superior de RafaLoL y un pésimo dive en la línea inferior por parte de ASUS dio la vuelta al marcador de oro y dio una ventaja inesperada a eMonkeyz. Los monos supieron aprovechar su ventaja y mantenerla hasta el minuto 25, consiguiendo todos los dragones, pero perdiendo Nashor. La partida, sin embargo, se decidió en una pelea de equipo en la zona del dragón, en la que Kektz destrozó al tirador de eMonkeyz, ASUS asesinó a tres rivales y, gracias a la mejora del Nashor, pudo acabar la partida.

El golpe anímico había sido fuerte, pero eMonkeyz intentó recuperarse. De nuevo, la primera sangre fue para ASUS ROG Army y los monos consiguieron recuperarse. Presionaban, e incluso llegaron a obtener 4K de ventaja en oro en el minuto 24, y sin embargo no eran capaces de cerrar la partida con la base rival abierta. ASUS se pertrechó, jugó bien sus cartas, y en apenas un par de peleas de equipo y cinco minutos se volvió a acercar en oro a eMonkeyz. El truco final fue obra de Lamabear y Kektz, que consiguieron forzar la pela en la zona de Nashor y dar a su tirador, Xayah, la ventaja en un espacio cerrado. Sedrion y Pretty destrozaron a sus rivales, que no tuvieron opción alguna, y ASUS certificó la victoria en una sola jugada más.

Unos samuráis poco sigilosos

Pero la serie del día ha sido, sin duda, la que ha enfrentado a Penguins y G2Vodafone. Los samuráis, al contrario que ASUS ROG Army, dejaron de lado el rol que les da su nombre y arrasaron el campo de batalla como si fueran los mismos Hunos de Atila.

El primer mapa se cocinó a fuego muy lento por parte de G2Vodafone. Poca agresividad por parte de los dos equipos, que buscaban ganar oro e ir evolucionando. La primera sangre de torre, incluso, cayó del lado de G2 sin que Penguins presentara batalla. Ladrillo a ladrillo fueron construyendo su ventaja: primera sangre, primera sangre de torre, Heraldo de la Grieta, dragón de montaña… Sin grandes ventajas, la diferencia iba aumentando poco a poco, algo que a la larga acabaría costando a Penguin la partida. 22 minutos duró la estrecha diferencia, momento en el que G2 enseñó las garras.

En un abrir y cerrar de ojos, G2Vodafone ganó tres peleas de equipo y aumentó la diferencia hasta los 12K de oro. Un último Nashor en el 28 les valió para encerrar a Penguins en su base y certificar la primera victoria de la serie.

El conjunto de G2Vodafone no dio a Penguins el beneficio de la duda en ningún momento del segundo mapa. Primera sangre, primera sangre de torre y 5K de oro arriba antes del minuto 13. Con 5-0, el heraldo, y dos torres arriba, el equipo de G2 solo tenía que esperar y seguir jugando correctamente. Lejos de conformarse con eso, Roison se convirtió en una apisonadora con Corki, finiquitando la partida en el minuto 27 con un 10/0/9 en su marcador particular y 20-3 en asesinatos, 11-2 en torres y 18K de oro. Los tres puntos eran suyos.

Pinchazo de Giants 

La idiosincrasia del League of Legends competitivo en España puede resumirse a la perfección en las últimas 24 horas de Giants Gaming, que después de ganarle al máximo favorito al título este miércoles, ha fallado en su intento por acercarse más al líder en el partido aplazado ante KIYF, contra el que ha empatado.

Más allá del “disrespect” del que ha hablado Brokenshard (nuevo entrenador de KIYF) en la entrevista post partido, el quinteto del conjunto malagueño se ha visto envuelto en una serie repleta de idas y vueltas que no han sabido manejar a pesar de su superioridad en la clasificación, un empate inesperado.

Con Alca en la alineación titular de los ninjas debido a que se trataba de una jornada pasada, KIYF se apropió de la primera partida en un sola sola jugada. Giants tiró de un gank tempranero en la calle inferior pero Innaxe le dio la vuelta a un 3v2 y se sacó una doble que cambió por completo el rumbo del enfrentamiento. El agujero en bot se hizo mayor con las escaramuzas constantes, porque Giants buscó compensar apretando en top, pero el tirador británico estaba muy por encima y se hizo la partida.

En el segundo mapa Yoppa sacó a Riven de last pick y a pesar de las dos kills iniciales, nunca supo sacarle el suficiente partido en línea contra la Camille de Scarface, pero la partida dio tantas vueltas que la composición de los gigantes en el late con Ryze y Tristana terminó siendo superior, sobre todo por el buen nivel de Kashtelan, sobresaliente en todo momento. Por momentos el mapa parecía una fiesta repleta de escamaruzas y todo se decidió en un push extenso de Giants con una muy buena ultimate de Tariq.

Al final de la Jornada 8, Mad Lions mantiene el liderato con 18 puntos. Segundo se coloca Giants Gaming con 13, que desaprovechó una oportunidad perfecta para recortar distancia al primero. Tercero, con 12, Movistar Riders.

En la lucha por entrar a playoffs se colocan ASUS ROG Army y G2Vodafone empatados a 11 puntos. le siguen de cerca Penguins y eMonkeyz con 6. Cerrando la tabla, KIYF con 4 puntos.clasificacion

No hay comentarios

Dejar una respuesta