Compartir

Tras el último parche de Riot, Galio sufría un nerf tanto al daño como al aguante físico lo que parecía indicar las intenciones de la compañía de potenciar la agresividad del campeón y dejar de lado su rol como tanque. Para ello potenció sus poderes de habilidad, especialmente la Q, Vientos de Guerra, que ha sido objeto del necesario hotfix tras ver el nuevo Galio AP.

En un rápido hotfix anunciado en las cuentas oficiales de League of Legends, se ha reducido el ratio AP de 0.9 a 0.8 y el daño HP por cada 100 de AP del 3 por ciento al 1%. Todos estos cambios imposibilitan las jugadas que han circulado por Internet en las que el campeón mataba con una Q al enemigo.


Estos cambios reducen un poder que claramente ha estado descompensado, algo que precisamente se había buscado cambiar con el nerf pero que ha salido al revés de lo que se pensaba con un Galio AP aún potente como en el anterior parche. Riot ha actuado rápido y el idilio del campeón apenas ha durado un par de días tras la polémica generada en redes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta