Compartir

A veces se dice que la cuestión de favorito suele pesar más sobre el que la tiene que sobre su adversario. Sin embargo, Giants Only the Brave soportó el peso de la etiqueta y acabó con las esperanzas de un Movistar Riders que fue de más a menos durante la eliminatoria.

La primera partida comenzó emocionante. Un dive de Lee Sin y Cho’Gath contra el Shen de Xyraz acabó en doble asesinato del jugador de Movistar Riders, rompiendo la calma de la partida. Hatrixx, muy cómodo con Zoe, consiguió dos asesinatos y una asistencia gracias a la habilidad Pádel Estelar, con la que inflingía casi un 70% de la vida de sus rivales en daño. Se llegó al minuto 15 con 0-5 en el marcador para Movistar Riders, en el que solo Minitroupax ganaba tenía ventaja en Giants. Sin embargo, Giants conseguiría ganar la siguiente pelea de equipo y hacer el Nashor en el minuto 21. Solo dos minutos después, en la misma zona, era Movistar quien ganaba la pelea de equipo por cuatro asesinatos a cero y volvía romper el empate.

La tensión de la partida se mantendría, hasta el punto en que Giants volvió a conseguir Nashor y pudo hacer presión hasta tirar la torreta de inhibidor y el inhibidor superior de Movistar. Pese a estar heridos, los jugadores de Giants se quedaron y tiraron la ventaja al perder la pelea posterior. La partida se iba a decidir en algún detalle, y así fue. Movistar dudó si hacer el dragón anciano, Giants se le adelantó y con la mejora activa pudo hacer Nashor y acabar la partida en el minuto 38.

Tirar la ventaja que consiguieron al principio de la primera partida pesó sobre los hombros de los jugadores de Movistar Riders. Lastwolf bajó el rendimiento, y la pareja formada por Minitroupax y jactroll se hizo con el dominio de la línea inferior. En la línea superior, y pese a que Xyraz tenía un asesinato, era Ruin el que dominaba con Rumble, con un farm casi perfecto y treinta súbditos de ventaja frente a su rival. La ventaja de oro siguió creciendo a pesar de las escaramuzas, y se incrementó hasta los 8K en el minuto 25, cuando Giants mató al primer Nashor. El monólogo siguió durante el resto de la partida, con Jiizuké dominando en todo momento y siendo vital en las peleas de equipo. La partida se estiró hasta el minuto 33, en el que Movistar Riders sucumbió a la presión y cayó derrotado.

La tercera partida fue un monólogo de Giants a partir del minuto 8. Pese a que Lostwolf consiguió la primera sangre y Xyraz la ventaja en la línea superior, Ruin fue capaz de asesinar al toplaner rival en una situación de uno contra uno. La partida dio la vuelta y Movistar Riders se vio superado en todos los aspectos. En el minuto 12, el asesinato de Hatrixx en la línea central propició que Giants se juntara y tirara las tres torres de la línea central de forma consecutiva, la última gracias a la ayuda del Heraldo de la Grieta. La herida, lejos de cerrarse, se siguió abriendo con el paso de los minutos. En el minuto 16, la ventaja de asesinatos era de 7-2, la de oro de 10K y la de torres de 5-0. Tras dos pequeñas escaramuzas sin mucha importancia, Giants consiguió asediar el Nexo de Movistar y ganar la partida antes del minuto 20.

El gran favorito se enfrentará a Mad Lions mañana a partir de las 16:30. 

 

Compartir
Artículo anteriorCody Sun cierra el roster de 100 Thieves
Artículo siguienteKPI Gaming campeón de Counter Strike en Gamergy
Periodista a tiempo parcial. Friki a tiempo completo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta