Compartir

Tras la victoria de G2 Vodafone ante eMonkeyz, ninjas y gigantes estaban obligados a ganar para continuar peleando por sus respectivos objetivos. KIYF seguía soñando con alcanzar las finales tras una fantástica racha, pero Giants les destrozó el sueño con dos stompeadas de 25 minutos que les sirve para despegarse de los de Aagie y tratar de dar caza a los leones.

Todo comenzó de dulce para Giants, pues a nivel 1 cazaban a Doss en jungla rival. Una muerte que marcaría el destino de la partida pues a raíz de ahí Deadly se haría con el control absoluto de la línea, aunque por el contrario Scarface estaba abusando en top de Yoppa gracias a los primeros apoyos de Lurox.

La primera torre no tardaría en caer para Giants, y tras ello y el cambio de líneas, las torres de los ninjas se seguían desmaterializando de la Grieta y la partida se iba decantando más y más. Sin embargo KIYF no se iba a rendir tan fácil, y la superioridad generada por la Camille de Scarface pronto iba a tener su recompensa pues tras una cazada sobre Poppy empezaban a tocar base, y esa presión la aprovechaban para dejar tocadas el resto de líneas.

Pero Giants no iba a permitir el throw. Rotaban al Nashor, lo rusheaban muy rápido, y tras conseguirlo cazaban a Doss y Purefect, lo que allanó el camino hacía el nexo rival.

Si malo fue para KIYF el inicio del primer mapa, peor les fue en el segundo. Giants volvía a invadir a nivel 1 y cazaban a Lurox mientras que le robaban varios campamentos. Un inicio inmejorable de Giants que volvió a centrar recursos en bot para la posterior consecución de objetivos. Además le acompañaba la suerte en los dragones que se dejaban caer por la Grieta.

Con un draft orientado al late, la puesta en escena de Giants fue completamente diferente, buscando iniciaciones desde el primer minuto. Algo que siempre le salía bien y por lo que muy pronto dejaban atrás a su rival.

KIYF se vio perdido y mareado en todo momento debido a las múltiples escaramuzas que proponía Giants, especialmente por parte de Lurox al que no se le vio en ningún momento y al que Razork le estaba dando una seria corrección. La única esperanza era un Purefect que cuajaba un gran encuentro, pero insuficiente alrededor de un equipo incapaz de proponer o pelear en un encuentro que duró 23 minutos y del que Giants salía de nuevo victorioso para ponerse a dos puntos de MAD Lions.

No hay comentarios

Dejar una respuesta