Compartir
Grabbz, en el show de Thorin

La revuelta en la LCS con el caso Doublelift, su salida de Team Liquid y el posterior caos con el caso Dardoch es el planteamiento de un escenario que va más allá de la competición y se traslada a la personalidad del tirador o así al menos lo piensa Grabbz.

El reconocido entrenador del mejor G2 Esports de la historia en el League of Legends no se muerde la lengua al hablar del regreso de Doublelift a su antiguo equipo, por las formas y la manera de afrontarlo, porque según él una estrella de ese nivel no puede actuar como lo hizo al final de la temporada con el descalabro de Team Liquid.

La pésima temporada de Team Liquid tiene tantos culpables como voces externas apretando el gatillo, una de ellas autorizada como lo es Fabian ‘Grabbz’ Lohmann, especialmente duro con el ADC tras un cierre de split con cierto aire novelesco por parte de Doublelift.

El ahora jugador de TSM confesó que se fue al banquillo por falta de motivación, luego dijo que estaba enfermo para competir, que le faltaba pasión y que no se veía capaz de jugar con sus compañeros porque necesitaba demostrarles que había recuperado su confianza…y luego llegó el fichaje.

Con ese contexto, sobrevolando todo el escándalo del equipo, Grabbz aprovechó en el programa The Crack Down de Thorin para aclarar su situación al respecto, siempre con la perspectiva de hablar del mayor ganador en la historia de la LCS: «Como entrenador no querría trabajar con Doublelift por la manera en la que dejó Team Liquid, es poco profesional«.

De ahí partió su base para explicar que si el jugador no quería ser el líder del equipo, está bien, muchos pasan por ese momento en momentos concretos de la temporada, pero critica esa actitud con entrenadores y compañeros cuando «en solo cuatro semanas tuvo una epifanía y de repente estuvo motivado«…para fichar por TSM y volver a lo más alto.

Con un «este tío lleva 10 años jugando en la región y se comporta así«, Grabbz resume la capacidad que tienen muchos jugadores top en ciertos equipos, una capacidad de control gracias a su legado que le hacen tomar las riendas de la situación aunque eso signifique un descontrol para el propio equipo.

Obviamente hablamos del entrenador de uno de los mejores equipos del mundo, es difícil pensar con qué jugadores podría mejorar G2 Esports su espectacular plantilla como para que el técnico quiera entrenarlos, pero es cierto que la crítica va mucho más allá del juego en la Grieta, se abre a la personalidad, a la manera de comportarse fuera de ella y para Grabbz eso es sagrado. Este es el clip y aquí puedes ver el programa completo.

Compartir
Artículo anteriorValorant castiga a los jugadores que dejen la partida a medias
Artículo siguienteLa grieta en el cielo de Valorant, un secreto con sabor a Fortnite 2.0
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta