Compartir

El techo de Griffin no parece estar hecho a la medida de los cinco robots que lideran la LCK y es que el equipo revelación del año pasado sigue destrozando el competitivo de Corea, ahora tras destrozar a SKT en una serie sin historia en la que cada jugada reafirmaba el stomp una semana más.

Nadie parece saber cómo afrontar una partida ante Griffin en este 2019 y la serie de la quinta jornada ante SKT es un ejemplo más de cómo chocar contra un muro de hormigón, porque poco han podido hacer Faker, Khan y compañía en los poco más de 60 minutos que tardaron los encuentros.

En el primer partido SKT probó con una composición sin carry, con Viktor en la calle inferior y Ryze en la calle central, pero no le sirvió de nada. En una partida completamente pasiva, Griffin sacaba una distancia descomunal sin que se hubiera movido el marcador de los asesinatos.

En el tercer dragón Tarzan se hizo notar con Aatrox para abrir la lata y destruir a la botlane rival, una cazada que se repitió en varias ocasiones. En una de ellas Viper y Chovy bajaron a bot para ayudar a Sword ante Khan y al matarlo SKT comenzó un Nashor con el que perdió la partida. Lo consiguieron, pero murieron todos menos Mata.

En ese mismo push acabó todo, Griffin ganó sin perder una sola torre, sacando un 9-0 en kills y dejando claro quién es el actual líder en la LCK, aunque eso era solo el comienzo.

Chovy sacó la escoba

Griffin solo necesitó cuatro minutos en la reanudación para demostrar cómo sería la partida, una kill en el 2v2 en la botlane marcó el inicio de la partida, aunque el protagonista no vendría de la calle inferior.

Chovy volvió a marcarse varias jugadas de estrella junto a Tarzan, la primera de ellas una ultimate y Q con Galio del midlaner en la que casi él solo mata a los tres rivales de SKT que intentaron robar el rojo. RIP.

A los 13 minutos Griffin ya ganaba por 6,5K de diferencia y a partir de ese momento Tarzan se hizo con el encuentro paseando con Nocturne, haciendo countergank a la primera kill de SKT en la serie con una triple para su equipo y marcando el ritmo del segundo stomp al tricampeón del mundo.

Griffin arriesgó algo más en un Nashor con una pelea igualada, pero sin Clid fue fácil para los actuales líderes de la competición, que cerraron con un ACE al 28 consiguiendo un total de un 26-4 en kills a lo largo de la serie, una paliza de otro mundo.

Griffin se queda en lo más alto de la clasificación de la LCK con las mismas victorias que SANDBOX Gaming, los dos únicos equipos que lo han ganado por ahora todo en Corea con cinco encuentros jugados. Eso sí, este sábado llega uno de los momentos álgidos del inicio de temporada, el choque entre los dos equipos revelación, a las 12.00h. (Griffin vs SANDBOX Gaming).

No hay comentarios

Dejar una respuesta