Compartir

La temporada en la LCK se acerca a su fin. A falta aún de dos semanas para las grandes finales de las principales regiones, en Corea ya era el momento de celebrar las semifinales que enfrentarían al gran equipo revelación, Griffin, contra un Afeeca matagigantes que terminó cayendo ante los debutantes.

Los de Afreeca venían de tumbar ni más ni menos que a Gen.G y Kingzone DragonX, el campeón del mundo y de Corea respectivamente. Pero al otro lado del ring estaba un Griffin que, a pesar de llegar de Challenger este mismo split de verano, y con una plantilla llena de rookies, han demostrado que es posible irrumpir y dominar en toda una región como la LCK, y de paso reabrir el debate de las relegations, ya desaparecidas en otras regiones. Lo que dio como resultado un igualado, apasionante y bonito encuentro entre dos de los mejores conjuntos de Corea.

Griffin continúa haciendo historia, y el próximo 8 de septiembre se medirán a kt Rolster por el título de Corea, y la posibilidad de hacerse con un billete directo al Campeonato del Mundo.

Ya desde el primer encuentro se notaría la nota dominante de la serie: la igualdad y los intercambios de golpes. Un partido en el que Griffin llevaba el timón, y cuando lo hacen muy pocos son capaces de toserles. Afreeca consiguió aguantar hasta que una cazada sobre Sejuani en la zona del Nashor propició una fantástica teamfight para Griffin, el Nashor, y el camino bastante libre para terminar tirando el nexo apenas unas oleadas después.

Dolidos, Afreeca se levantó y consiguió imponer su ley para desconectar a Griffin evitando las peleas. Kiin era determinando con Quinn, rotando y splitpusheando y volviendo loca a la defensa de Griffin que se veía desbordada y que poco a poco veía como todas sus torres iban cayendo hasta que, sobrepasado el 40′, terminaba perdiendo el nexo.

El golpe fue duro para Griffin, y Kiin seguía en un pletórico estado de forma, en esta ocasión dominando con Kennen. Kuro hacía lo propio con Varus en el carril central, y Kramer con Kai’Sa en bot para plantear tres fuertes líneas de presión que terminó superando y por mucho a su rival. Una victoria que acercaba a Afreeca a la gran final.

Pero Griffin iba a vender cara su derrota. Y tras forzar la cuarta partida, a pesar de que Spirit comenzó destrozando con Trundle, haciendo bastante daño, Afreeca se vio sorprendido por un Griffin que volvía a desatar la locura en la Grieta, y nadie se mueve mejor que ellos en el caos. Chovy irrumpió con Galio, convirtiéndose en el amo y señor de la Grieta, siendo de nuevo el arma determinante para la victoria de su equipo, que volvía a empatar esta fantástica serie.

Todo estaba en juego, y la tensión se podía respirar. Con una plaza en la gran final en el horizonte los dos equipos se mostraron bastante comedidos en early, sin arriesgar demasiado. Afreeca parecía golpear primero, pero la Orianna de Chovy se hacía fuerte con el paso de los minutos. Unos minutos que Afreeca aprovechaba para aumentar su ventaja. Kramer y Kuro eran un dolor de cabeza, y tras una gran rotación conseguían sumar un dragón infernal y un Nahsor que fueron un duro golpe para Griffin.

Afreeca rozaba la victoria, y con Griffin metido en su base se lanzaron a por un Dragón Anciano que podía ser decisivo. Los rookies no se escondieron y aunque Spirit aseguraba el objetivo, terminaba muriendo sin que ninguno de Griffin muriese. Era el momento de arriesgar, el rival estaba tocado, y Afreeca se lanzó a por un nuevo Nashor. Nuevamente aseguraron el objetivo, pero Griffin se lanzó con todo y Chovy destrozó con una soberbia onda de choque a cuatro rivales, marcándose una triple salvadora. El camino hacía el nexo estaba libre, y de poco importó la ventaja. Los rookies se convertían en finalistas de la LCK.

Compartir
Artículo anteriorUn CLG sin opciones sienta a Darshan y Reignover
Artículo siguienteEl bug ganador de partidas de los Portales de la Grieta

No hay comentarios

Dejar una respuesta