Compartir

Desde que se midiesen a finales de enero con una arrolladora victoria de los vigentes líderes, el duelo entre Griffin y SKT se convertía de nuevo en el centro de atención de la jornada y de casi toda la temporada en la LCK. Un enfrentamiento en la más alta cumbre por un puesto en la final de este split de primavera y en la que Griffin acumuló una nueva victoria, aunque no sin sufrimiento, desatándose la locura total en los instantes finales.

Y la cosa no pudo empezar mejor para SKT. Con un Teddy sensacional metiendo una imparable presión en línea, los de Faker generarían un gran snowball con una partida muy a la coreana en la que la primera sangre llegó al 17′ en una pelea por el dragón de montaña. SKT no quería acción, y el plan funcionaba, y cuando Griffin lo intentaba allí estaba siempre el escudo del Braum de Mata para pararlo todo, e iniciar en el momento justo. Una partida muy seria que suponía el 1-0 y el segundo mapa perdido para Griffin de los 22 disputados hasta ese momento.

Pero Griffin no se iba a rendir tan fácilmente. Su plan de victoria siempre es claro, y ahí volvía a ser clave Tarzan con sus continuos ganks. El equipo se veía mucho más cómodo para pelear habiendo acción casi desde primera hora. Una acción que se centraba sobretodo en los desposicionamientos de Faker, muy cazado pese a la movilidad de su Lissandra. Poco a poco la bola de nieve se incrementaba, y solo Khan parecía tirar del carro frente al siempre sobresaliente trabajo en equipo de Griffin. Tras otro dive imposible del toplaner de SKT con Riven, Griffin se lanzó a defender un Nashor en inferioridad 3v5, pero la perfecta iniciación de Lehends y el daño de Viper fue suficiente para generar un 3×0 y que el Nashor cayese a su favor. Algo que SKT ya no pudo parar, terminando en un apasionante final en el que Viper se colaba en base rival mientras Tarzan cortaba los backs tras en una nueva pelea por el Barón.

Y con todo en juego, llegó el momento de la locura. Entre Viper, Sword y un Tarzan de nuevo muy activo, Griffin dominaba gustándose en su juego. El Alistar de Lehends de nuevo volvía a ser clave, pero el carro lo ejecutaba la Evelynn del jungla. Un dominio que parecía claro hasta que Teddy y Faker gritaban que no estaba todo decidido, y tras una colosal teamfight se llevaban un Nashor con el que empataban la partida. A partir de ahí todo se descompuso, Griffin defendía y mientras lo hacían SKT se lanzaba a por un nuevo Barón mientras Sword splitpusheaba. El toplaner dejaba expuesto el inhibidor, pero la pelea saldaba a favor de los de Faker tras una fantástica cazada sobre Tarzan. Con el ACE, la partida parecía sentenciada, pero el propio Tarzan acudía a defender cuando su propio nexo quedaba también expuesto. El sigilo de Evelynn fue clave, consiguiendo colarse en base rival para wardear, y facilitar los teleports de Sword y Chovy, cerrando la serie con un backdoor que ponían fin a unos últimos minutos de infarto.

No hay comentarios

Dejar una respuesta