Compartir

La esperanza europea lleva por nombre un H2K que se ha levantado de entre los muertos para conseguir tres victorias en el sexto día de Mundial y clasificarse así junto a EDward Gaming para los cuartos de final del mayor campeonato anual de League of Legends con un imponente Ryu.

El único representante europeo que ha dado la cara hasta ahora demostró por qué el viejo continente tiene aún fuerzas para dar que hablar en los Worlds, batiendo a todo un campeón chino como EDward Gaming, al equipo taiwanés de AHQ y a los brasileños de INTZ, estos dos últimos eliminados.

grupoc2

Después de vencer a los dos equipos asiáticos, H2K se la jugaba todo ante unos brasileños que en ese momento ya estaban eliminados y pusieron el foco en la calle superior y en la jungla para invadir y tener superioridad.

Al minuto 25 ya sacaban 6k de oro de diferencia un 13-2 en muertes y se llevaron el Nashor que les hizo acabar la partida en 29 minutos. La clave, el Alistar de Vander, la clave en la iniciación de las peleas grupales junto al potente Olaf de Jankos.

Pero antes de eso fue Ryu el que hizo posible que H2K estuviera donde está ahora, con el sueño impoluto de llevarse el título mundial. Con un sorprendente Ryze que no había hecho una aparición imponente en el campeonato, el midlaner carrileó las dos primeras partidas ante EDG y AHQ (ganándose el baneo ante los brasileños).

Además de las estadísticas con las que cerró dos earlys más que activos, algo ya de por sí sorprendente con el mago, Ryu supo tirar de una ultimate que aportó espectacularidad a un Grupo C algo atascado en cuando a entretenimiento.

No hay comentarios

Dejar una respuesta