Compartir

Con la llegada de la nueva temporada de League of Legends, los objetivos de la jungla han aumentado su importancia. Si bien es cierto que los nuevos dragones con sus respectivas almas y las nuevas Grietas del Invocador han sido los protagonistas absolutos de este año 2020, la aparición de dos Heraldos en lugar de uno también ha producido un cambio importante a la hora de jugar.

Cuando un equipo consigue matar al Heraldo de la Grieta y llevarse su alma, éste puede ser invocado en cualquier carril para ayudar a derribar las fortificaciones enemigas. La carga que realiza el Heraldo al impactar por primera vez inflige al menos 2000 de daño verdadero, lo que significa que puede derribar dos placas de las torres con su cabezazo.

Las estadísticas a tener en cuenta en el meta actual son las siguientes: Las torres ganan un 40% de armadura y resistencia mágica por cada placa que cae, por lo que las últimas placas son mucho más difíciles de derribar con ataques básicos. Además, si hay más de un invocador golpeando alrededor de la estructura, ésta recibe armadura extra durante 20 segundos.

Para aprovechar al máximo la invocación del Heraldo de la Grieta de League of Legends, debemos de tener en cuenta su daño verdadero y calcular que su cabezazo consiga derribar las últimas y las más difíciles placas de las torres para poder derribarlas; como vemos en el siguiente vídeo.

Siguiendo este consejo y consiguiendo capturar los dos heraldos posibles antes de la aparición del Baron Nashor en League of Legends, nuestro equipo puede ir muy por delante en cuanto a oro se refiere. Como hemos visto en partidas del competitivo actual, los equipos buscan esta táctica, y junto a la importancia de los bufos de los dragones, la vida en la jungla es mucho más concurrida.

Compartir
Artículo anteriorDuoQ #28 con Jota Guinsoo | Podcast by Esports Vodafone
Artículo siguienteEl parche 10.4 continúa atacando a la Soraka top en el PBE

No hay comentarios

Dejar una respuesta