Compartir

En el día de ayer 26 de agosto, el Project Manager de la División de Honor, Aitor Álvarez, se reunió con el equipo de eSportsManíacos para hablar del inminente regreso de la competición que dará su pistoletazo de salida este lunes 29 con una intensa primera jornada donde los puntos de miras estarán en los correspondientes debuts de Pinguins Mafia y Valencia C.F eSports, pero sobretodo en el segundo partido de la jornada que enfrentará a ASUS ROG Army contra G2 Vodafone en la primera revancha de la pasada final de la LVP.

Hiatore comenzó hablando de la condensación de jornadas que podemos ver este año en la DdH, con semanas donde tendremos hasta cuatro días de competición. Lo que se debe en su mayor medida a la falta de tiempo: “Aunque la Gamergy de diciembre parece lejana, en realidad no es así. Este año tenemos dos equipos más lo que implica cuatro jornadas más. Y ademas tendremos que parar durante dos semanas (del 1 al 16 de octubre) debido a los Mundiales“. Esta saturación de partidos podría evitarse con medidas como las tomadas en la LCS, jornadas simultáneas, algo que no ha gustado al público general y que se niegan a adaptar en la DdH.

“el torneo challenger se jugará del 7 al 9 de octubre”

Aprovechando ese parón de dos semanas debido a la carga de partidos por el Campeonato Mundial, la LVP organiza un torneo para aspirar a plaza Challenger Series, torneo en el que podrán participar los seis primeros clasificados de la DdH de la primera vuelta tras la jornada 9, que concluye el 27 de septiembre. “Hay un 99’9% de que dicho torneo se juegue en Barcelona, dentro del Barcelona Games World que tendrá lugar esos días“.

Acabada la LVP, se confirmó lo que estaba ya en boca de todos, habrá descenso en la División de Honor, volviendo a su formato original de 8 equipos. Los tres últimos clasificados se la jugarán con el equipo ganador de un torneo clasificatorio a la DdH. Un torneo que están terminando de perfilar y del que muy pronto tendremos noticias. “Este es el escenario ideal actualmente con los recursos que tenemos. Más adelante lo idílico sería convertirlo en una liga como la de fútbol con 16-18 equipos compitiendo desde agosto hasta mayo“.

A raíz de esto, y del polémico debate que implica volver a 8 equipos tras solo una temporada de 10, anunció que uno de los proyectos encima de la mesa de DdH es crear una segunda división nacional. Aunque como explicaba con anterioridad la prioridad es crear una sola liga de 16 equipos más que hacer dos divisiones de 8.

No hay comentarios

Dejar una respuesta