Compartir

El jungla coreano Kim ‘Moojin‘ Moo-jin ha traspasado la inaceptable línea de la relación con fans y tal y como él mismo ha confesado en su disculpa oficial, ha realizado comentarios violentos por los que ha sido multado por su club a pagar 15 millones de won coreanos, unos 11.300 euros.

En las últimas horas han salido a la luz ciertos mensajes de acoso y amenazas que el jungla de Hanwha Life Esports ha realizado en los últimos meses, una acción señalada y criticada por el propio club, que lo condena a la vez que expedienta al jugador, lo multa y lo llevará a realizar 48 horas de servicio comunitario.

Así lo ha explicado el propio club en la nota de prensa oficial, donde lamentan lo ocurrido y reconocen los errores del jugador al contactar de manera personal con fans, algo que tras pasar por un comité interno de sanciones, le traerá las consecuencias mencionadas al jugador, además de la promesa del club para trabajar y que esto no vuelva a suceder en el futuro.

En este mismo post, Moojin se sincera y pide perdón a sus seguidores y fans que se hayan sentido heridos por el discurso que se ha visto filtrado en los duros mensajes, amenazas y un lenguaje bastante duro que lamenta profundamente.

El jungla cuenta que después de jugar partidos y terminar retransmisiones, daba su contacto personal y empezaba a hablar con fans, algo por lo que se disculpa una vez más, sobre todo por los comentarios violentos “imprudentes y mal hablados“.

Pero adentrándonos en el caso, se han filtrado algunos de los mensajes que supuestamente había realizado Moojin a jóvenes seguidoras con las que hablaba, donde contaba secretos del equipo y amenazaba con un tono que sobrepasa la lógica con palabras subidas de tono sobre asesinato o ‘date violence‘, algo inaceptable sea cual sea el contexto.

La pregunta es si a partir de aquí y a pesar de la disculpa tanto del club como del jugador, no debería ser Riot Games o incluso la propia LPL la que entre de lleno en la situación para multar al jugador de un modo más fuerte, ya sea desde el punto de vista social o competitivo, porque estos son los momentos ideales para mandar un mensaje y dejar claro lo que no se puede aceptar dentro de la comunidad profesional.

No hay comentarios

Dejar una respuesta