Compartir

Debido al crecimiento exponencial de los deportes electrónicos y en especial de uno de los más populares como es League of Legends, Riot vuelve a planificar un nuevo escenario competitivo que pasa por modificar el calendario de sus torneos internacionales. Un plan a largo plazo que podría acabar con modificar seriamente los splits tal y como los conocemos ahora y cuyo primer paso es despedirse por ahora del IEM, de quien han ido de la mano durante bastantes temporadas.

 

Crear una pretemporada ininterrumpida para las organizaciones y sus jugadores es uno de los principales motivos, y es que romper los descansos de los jugadores y sus vacaciones, en la que en muchas ocasiones deben recorrer largas distancias para visitar a sus familiares y amigos, acaba afectando al bienestar personal de los profesionales.

Para mantener dicho bienestar, pero a su vez no romper con la dinámica del espectáculo que podría acabar repercutiendo negativamente en la implicación de patrocinadores y por tanto en los ingresos de los clubes y salarios de los jugadores, es necesario encontrar un equilibrio. Por ello Riot irá dando pasos poco a poco hasta llegar a una serie de competiciones regionales fuertes, de ligas nacionales estables, pero también de torneos internacionales (el premio tanto para espectadores como para los propios protagonistas) que no pise al resto de compromisos profesionales y personales.

Hay diversos factores que han hecho que ambas compañías tomemos esta decisión. Primero, el creciente éxito de IEM, pero también de la LCS, MSI y otros eventos a los que los equipos de League of Legends tienen que acudir. Esto ha hecho que sea todo un reto alinear los calendarios de eventos globales. Además, el periodo entre temporadas se ha convertido en una época poco favorable para realizar eventos.

Vamos a continuar explorando oportunidades para seguir realizando eventos de League of Legends, cuando sea posible. Estamos muy orgullosos del hecho de que ESL e Intel Extreme Master hayan tenido un papel principal en el desarrollo de League of Legends como un gran juego competitivo“, argumenta la ESL respecto a la decisión conjunta a Riot.

Tras la desvinculación de League of Legends con el IEM, al menos para la próxima temporada 2017/2018, la entrada de Rift Rivals es otro de esos primeros pasos en busca del equilibrio entre el espectáculo y una mayor libertad de calendarios para las organizaciones, las cuales, en ocasiones, se ven obligados a renunciar a asistir a ciertos eventos presenciales por su compromiso en participar en otros que tienen lugar al mismo tiempo. Este no es más que uno de los muchos planes que prepara Riot y que volverá a cambiar la escena tal y como la conocemos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta