Compartir

Tras representar recientemente a Europa en el All-Star de los Ángeles, la temporada por fin ha finalizado para Lee ‘IgNar’ Dong-geun. El support revelación de 2017 regresa a la liga coreana tras un año defendiendo la camiseta de Misfits, aunque esta decisión parece haber sido más forzada de lo que se esperaba.

Así lo ha reconocido el propio IgNar en una entrevista con Blitz Esports: “Quería jugar otra vez con Misfits la próxima temporada, al menos en un 50-60%”, explica el jugador coreano. “Honestamente, quería poder hablar con otros equipos primero, y ver cuánto me ofrecían para conocer cuál era mi valor. Quería comparar las ofertas con la que Misfits me propusiera, pero ellos nunca comenzaron una negociación conmigo al concluir la temporada”, prosigue IgNar en su argumentación.

“Debido a que Misfits nunca habló conmigo sobre renovar el contracto y no intentó establecer una negociación, pensé que no me querían. Por eso comencé a buscar oportunidades en cualquier lugar. No me parecía apropiado acercarme a ellos después de que no intentasen comenzar una conversación (…). Me decepcionó el hecho de que el roster no se mantuviese, confiesa el support.

El apoyo también desvela algunas claves por las que su excompañero PowerOfEvil decidió emprender su polémico viaje hacia Norteamérica: PoE quería quedarse en Misfits si todos los demás también lo hacían (y, sinceramente, había varias oportunidades en NA), pero esto no ocurrió y decidió aceptar la oferta de Norteamérica”, relata.

Por su parte, IgNar se decidió por BBQ Olivers, equipo de la LCK. Sobre esta decisión, el jugador asegura que quería volver a probarse en la competición coreana después de no haber tenido éxito en su primera intentona. “Si no encajo bien en la LCK, siempre puedo volver a las regiones extranjeras”, asevera.

No hay comentarios

Dejar una respuesta