Compartir

Invictus Gaming llega a la final con tantas opciones como Fnatic, pero con un camino aún más difícil. Después de quedar segundo en el grupo D, tuvo que enfrentarse a KT Rolster, a quien estuvo a punto de endosar un 3-0 en cuartos de final. La fortaleza mental china tras el 2-2 les valió el paso, y en semifinales pasaron por encima de un G2 esports que se vio muy superado en todos los aspectos del juego.

El juego chino gira alrededor de RooKie. El jovencísimo línea central llegó al campeonato considerado el segundo mejor jugador del mundo por Riot, y ha demostrado que está cercano a serlo. Con una participación en asesinatos del 70.8%, se ha especializado durante el torneo en campeones con gran movilidad y presencia en otras líneas como Lissandra, LeBlanc o Ryze. Suele dominar su línea en el 86.7% de las partidas.

La cara y la cruz de Invictus Gaming es JackeyLove. El tirador combina momentos de habilidad inigualable con errores tácticos impropios de un jugador de su nivel. Acumula 34 muertes en 15 partidas, siendo el jugador con peor KDA de su equipo. Sin embargo, suele dominar su línea, yendo por delante en farm antes del minuto 15 en el 73.3% de las partidas. Además, aporta 570.1 de daño por minuto, algo más que Rekkles y RooKie.

Para su fortuna, JackeyLove tiene a su lado a Baolan, un apoyo sobresaliente con tanques cuyas mejores actuaciones han llegado de la mano de Braum, Alistar y Leona. Además, es el jugador de las finales con mejor puntuación de visión por minuto con 2.36. Ning es el jugador menos destacado del equipo titular, pero está muy cómodo con el actual meta de su posición. Fue uno de los artífices del pase frente a KT Rolster, y tendrá un duro enfrentamiento frente a Broxah en el que puede consagrarse.

La línea superior de Invictus Gaming es la otra línea fuerte del equipo. TheShy está rindiendo a un nivel espectacular, y desde que terminó la fase de grupos se hizo con el puesto. Algo nada fácil teniendo en cuenta que su compañero de línea es Duke, campeón del mundo con SKTelecom T1 en 2016. En un meta lleno de luchadores en su línea se ha hecho hueco con un Sion muy sólido, aunque no le hace ascos a otras opciones como Jayce, Urgot o incluso Akali, sumando un daño por minuto de 599.5 por minuto. Su campeón más flojo es Fiora, algo que Fnatic podría explotar.

En líneas generales, el macro de Invictus está siendo igualado al de Fnatic. Controlan mejor los dragones y la visión del mapa, aunque no terminan de aprovechar la ventaja que eso les aporta en cuanto a presencia en el mapa. Su lado débil es el rojo, algo que deben mejorar de cara a la final. En cuanto a la fase de selección de campeones, es probable que nos tengamos que acostumbrar a ver los bloqueos de Sivir, Swain e Irelia, campeones que ellos no juegan y que son importantes en el equipo europeo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta