Compartir

Tras una semana diferente a lo que G2 Esports nos tiene acostumbrados, las dos derrotas del equipo ante Misfits Gaming y Schalke 04 acaban con la racha de victorias que veníamos viendo en este Split de Primavera. En una retransmisión en directo de Marcin ‘Jankos Jankowski, el jungla da la cara y defiende la actual situación del equipo explicando las razones de sus derrotas. 

Tras leer a sus seguidores en el chat, Jankos afirma que «perdieron pero que no fueron unas aplastantes derrotas«. La razón a este desastroso fin de semana según el jungla de G2 fueron unos flojos early games y la composición del equipo. Los de Ocelote tuvieron malos momentos en las peleas de equipo, pero su nivel de movimientos alrededor del mapa y su toma de decisiones fueron igualmente impresionantes. «En ambas partidas la cagamos en el early pero después de eso mis compañeros y yo jugamos bien intentando remontar», termina de comentar el polaco.

«En el meta actual las teamfights son muy importantes y en ambos encuentros tuvimos una composición rara que no ayudaba para nada», afirma Jankos. Ante Misfits, Wunder jugó Sona en el carril superior tras haber hecho famosa a Soraka top; Caps, Jankos y Mikyx no estuvieron muy acertados con sus movimientos en el early; y Perkz, como dijo el jungla de G2 durante su retransmisión, no se cogió al mejor campeón para pelear en equipo.

Jankos añadió que «en una situación de cinco contra cinco, G2 Esports ganaría probablemente contra el resto de equipos nueve de cada diez veces«. Jugar por detrás para intentar remontar y estar igualados a oro pese a la diferencia de kills, hace que no se pierda la esperanza en los de Ocelote y sus fans están deseando volver a verles actuar el fin de semana que viene. El conjunto europeo buscará la redención contra Excel Esports y MAD Lions.

 

Compartir
Artículo anteriorOcelote apunta a Nueva York tras cambiar la visión de League of Legends
Artículo siguienteEl rework a Glacial llega con el parche 10.4 de Teamfight Tactics

No hay comentarios

Dejar una respuesta