Compartir

El inicio de la temporada competitiva en Corea con la KeSPA Cup deja tanto hype como dudas e incertidumbres, pero sobre todo corrobora el proyecto de Griffin, un equipo que mantiene bloque y que ha sido superior a todos los rivales en la competición tal y como se ha visto en el 3-0 ante Gen.G en la gran final.

Con los equipos ‘recién’ formados y una nueva temporada todavía por cocerse, la KeSPA Cup era la primera toma de contacto para todos esos fichajes con nuevo escudo en el pecho, algo que no le ha interesado para nada a Griffin, que ha estompeado a cada uno de sus rivales hasta alzarse con el último título del año.

Con Tarzan como auténtico protagonista en las semifinales (Sejuani rules), el jungla le ha dejado el rol de protagonista en esta ocasión a Chovy, desatado en el mejor de cinco hasta el punto de borrar del mapa a Fly en los tres encuentros, sobre todo en los dos últimos enfrentamientos.

El primer mapa fue el más igualado. Griffin era superior y además tenía el control de la jungla en el early, lo que junto al dios del RNG le dieron tres dragones de tierra. Se llevaron el primer Nashor tras un facecheck impropio de Peanut, que resucitó robando el segundo, pero apareció Lehends.

Con un push de medio en el que intentaban recuperar la partida, Life cayó en la sentencia de muerte del Tresh de Lehends y en esa pelea acabó todo. Muchos errores por las dos partes, pero el 1-0 para Griffin.

Dios Chovy

A partir de ahí todo cambió. Griffin se mostró mucho más seguro demostrando la sinergia que mantienen sus jugadores, fase que todavía debe recorrer Gen.G después de su revolución de cara a 2019.

Uno de los casos más exagerados fue la paliza constante que le dio Chovy con Irelia a Fly durante el resto de la serie, abusando en línea con jugadas espectaculares como la del minuto 10 donde se cuela entre torretas rivales para llevarse una doble majestuosa.

Superioridad en el macro, tres dragones y casi toda la calle central abierta, momento de Nashor a escondidas muy fácil para Griffin, chaseada de libro con otra doble para Chovy, 4-0 en la dispersa pelea y 2-0 en solo 27 minutos.

La historia seguiría siendo la misma. En las dos primeras jugadas del tercer y último mapa Chovy demostraba su superioridad en el 1v1 y Life volvió a fallar, una vez más, en el mejor de cinco. Sin duda el más flojo de Gen.G

Ruler fue el único que sacaba garra en los suyos ante una nueva superioridad de Griffin en el macro, Nashor a escondidas al que ni llegaron sus rivales…y poco más que contar. Sword matando 1v1 en el push, Tarzan focuseando a Ruler con su Sejuani y clavando las ultimates y tercera paliza sin permitir que Gen.G tire siquiera una torreta.

Esta victoria demuestra que los chicos de Griffin quieren cambiar el panorama competitivo en 2019 siendo de los pocos equipos que han logrado mantener el bloque, aunque la lógica decía que precisamente por ello iban a ser superiores en esta KeSPA Cup. Un primer mordisco a lo que debe ser el competitivo en Corea en este 2019 apasionante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta