Compartir

En un inesperado giro, Kim Jeong-soo, hasta ahora head coach de Invictus Gaming, se declara agente libre al finalizar su contrato sin haber renovado con el vigente campeón del mundo de League of Legends.

El propio Kim fue el que lo anunció en sus redes sociales, y se muestra dispuesto a “hablar con todos los equipos a partir de ahora.

Es posible que Kim esté pensando en regresar a Corea, pero desde luego este lunes 19 de octubre, en los que muchos contratos de jugadores y cuerpos técnicos llegan a su fin, no deja de sorprender que el campeón del mundo deje marchar a su entrenador.

El bueno de Kim ya llevó a Samsung Galaxy a la final de los Worlds 2016, pero a pesar de plantar cara al por aquel entonces intratable SKT, los de Faker volvieron a levantar el título. Después se marchó a Longzhu para conquistar la LCK, y finalmente aterrizó el pasado verano en China para elevar a IG a lo más alto. Su primer título fue la conquista del Rift Rivals junto al resto de escuadras chinas, superando a Corea, y ya en el summer split Invictus quedó campeón de fase regular, logrando el segundo puesto de la LPL por detrás de un RNG en modo estelar. Y lo más reciente es de sobra sabido, pues Kim proclamó a Invictus Gaming campeón del mundo en la primera participación del equipo en unos Worlds.

No hay comentarios

Dejar una respuesta