Compartir

La marca Kinguin ha anunciado el cese de su patrocinio con G2 eSports en League of Legends. Una desvinculación dada al cumplimiento de la normativa Riot y evitar una posible sospecha de conflicto de intereses dada la presencia del conjunto polaco en la Challenger Series europea.

El pasado 15 de enero se celebraban las finales del clasificatorio a Challenger Series. En ellas, y tras un torneo casi perfecto, Fnatic Academy barría 3-0 con Team Forge consiguiendo una de las plazas, mientras que en el otro partido decisivo Team Kinguin pasaba por encima de Nerv con un aplastante y sorprendente 3-0. Tras la gesta, los pingüinos polacos se convertían también en equipo de Challenger Series.

Con la nueva normativa Riot que prohíbe que los segundos equipos presentes en Challenger puedan acceder a la promoción de ascenso a la LCS, Kinguin ha decidido poner fin al acuerdo para poder competir con total libertad y con unas aspiraciones al margen de G2. Aunque continuarán con el patrocinio en otros eSports como Heathstone o CS:GO dado que no existe ningún tipo de conflicto.

En Kinguin creemos en una escena equilibrada en los eSports, y como tal, la compañía se toma de manera muy seria la normativa de conflicto de intereses de Riot Gaming. Con el ascenso de Team Kinguin a la EUCS, estaba claro que la compañía tenía que hacer cambios para asegurar el juego limpio en este Split de primavera“, comunicó la organización.

No hay comentarios

Dejar una respuesta