Compartir

Los dioses a veces demuestran su humanidad. Tras una impecable primera semana y primera mitad de la segunda en la LCK, los vigentes campeones del mundo hincan la rodilla en su cuarto enfrentamiento de la jornada. Sorpresivo, cuanto menos, pues lejos de ser contra uno de los favoritos, el rival de KSV fue un Kongdoo Monster que solo venía de sumar frente a MVP en la primera jornada. Un tropiezo que les mantiene en lo más alto pero compartiendo liderato junto a kt Rolster y KING-ZONE Dragon X.

La sorpresa general llegó en el primer mapa, cuando Kongdoo destrozaba por completo a su rival en 30 minutos. Tras diez minutos de tanteo, la primera sangre y la primera torre fueron a parar a Kongdoo, que aun así no conseguían una clara ventaja. Sin embargo al 20′, un 4×1 con unos estelares Ssol y Edge, generaron una imparable bola de nieve que terminó en stomp de manual y con el 1-0 subiendo al marcador.

Mucho más igualada fue la segunda partida, pues KSV iba a vender cara su posible derrota. Los ex de Samsung iban mordiendo cada vez más y más a su rival, llegando con una solvente ventaja a la media hora de 6-1 en kills y 3-0 en torres. Sin embargo otra heroica teamfight con Edge y Ssol de protagonistas ponían un nuevo 4×1 y el camino libre hacía el Nashor, con el que tiraban cuatro torres rivales. KSV tiró la partida y Kongdoo había logrado remontar. Eso llevó a una recta final de infarto en la que KSV pudo empatar tras una soberbia escaramuza de Crown y CoreJJ. Pero en pleno asedio de la base, Ssol se marcó una triple mientras su nexo se quedaba desprotegido, dejando a KSV sin ofensiva ni defensa alguna para poder parar el 2-0 de Kongdoo.

Compartir
Artículo anteriorSKT continúa en caída libre
Artículo siguienteMAD Lions ya es el rival a batir tras Tenerife, la casa del League of Legends

No hay comentarios

Dejar una respuesta