Compartir

Rompiendo todos los pronósticos posibles, pero siguiendo el guión de estos Worlds 2018 de locura Invictus Gaming ponía el 0-2 ante kt Rolster y rozaba la épica, hasta que un final de infarto con carrera de bases forzaba que la serie continuase.

Tras dos partidas bastante limpias de IG snowbolleando tras dos peleas clave, en la tercera los coreanos despertaban en una preciosa partida con mucha acción. Las peleas de kt eran buenas, pero TheShy splitpusheaba casi a placer para mantener a Invictus en partida. Nadie conseguía imponerse del todo y se demostró en una pelea por el Nashor que terminó 4×4. Y fue entonces cuando empezó la carrera psicológica de intercambio de objetivos que terminaría con uno de los finales más épicos de la historia de League of Legends.

kt conseguía un segundo Nashor y comenzaba a asediar, pero nuevamente TheShy se colaba en base splitpusheando. Solo defendía Smeb, mientras que en la otra base se peleaban los otros ocho combatientes. Nadie moría, hasta que cae Deft y a Smeb le sacan el Ángel Guardián tras una paliza de TheShy que se lanza a por el nexo. La pantalla se divide, el pulso se acelera, todo transcurre a cámara lenta y cuando el nexo de kt Rolster estaba literalmente a un golpe… victoria para los coreanos.

Un final completamente imprevisible y confuso debido a una realización más que mejorable, pues ni la ventaja de timming le permitió poder mostrar lo que verdaderamente ocurría al apostar por el presunto 0-3 y lo que hubiese sido el final de estos cuartos de final. Una confusión trasladada al público que debió esperar a las reacciones para descubrir lo que había ocurrido.

No hay comentarios

Dejar una respuesta