Compartir

No es ningún secreto que nuestra Superliga Orange de League of Legends es toda una referencia en Europa y un espejo en el que se miran otras regiones menores. Es por ello que en la necesaria evolución del ecosistema de las Ligas Regionales Europeas, la SLO formará parte de un nuevo nivel de profesionalidad como una de las cuatro más importantes del panorama.

En ese espectro, las liga británica, alemana y francesa, se suman a la española para dar un salto de gigante. Cuatro ligas que evolucionarán dentro del ecosistema de Riot Games con el objetivo de “contar con nuevas regulaciones con el fin de garantizar que estamos proporcionando la mejor experiencia posible para nuestros jugadores competitivos en Europa“, en otras palabras, que estén más seguros y más protegidos con nuevas leyes que les amparen.

Aunque el fin de la Challenger Series terminó con el clásico sistema de ascenso y descenso, no ha sido así para los jugadores, pues tal y como informa Riot, de los actuales 63 jugadores que participaron en el reciente split de verano de LEC, 28 de ellos jugaron en las Ligas Regionales Europeas en el último año, entre ellos 7 de los 10 últimos finalistas de la European Masters. Y de esos 63, en algún momento de sus carreras, más de una veintena ha pisado nuestra Superliga Orange.

Todo ello implica que todos los jugadores de la UK League Championship (UKLC), La Ligue Française (LFL), Premier Tour y Superliga Orange (SLO), y no solo los de academia, estarán reconocidos en la Base de Datos Contractuales de Riot, de la misma forma que lo están los jugadores de las grandes regiones mundiales. Algo que se efectuará en el próximo mes de noviembre cuando comience la época de agencias libres y se abra el mercado de fichajes.

De esta forma dichos jugadores no solo estarán más protegidos de cara a algunas actividades como el poaching, al mismo tiempo que será un incentivo para los equipos LEC de cara a fijarse en ellos. Y por supuesto este nivel de profesionalidad también deberá ser mutuo, pues todos los presentes deberán pasar controles de comportamiento. De la misma forma que se vigilará y se obligará a que todos los jugadores deberán tener unos contratos justos con sus organizaciones, y así poder ofrecerles una mayor tranquilidad y ayudar a impulsar sus carreras profesionales.

No hay comentarios

Dejar una respuesta