Compartir
Fnatic, derrotado ante Vitality en la LEC.

Pocas veces o ninguna habíamos vivido una temporada de LEC (o antigua LCS EU) tan igualada y con datos que, en la jornada 1 nos hubiesen parecido absurdos. Pero lo cierto es que a las puertas de la última jornada de competición, prácticamente está todo por decidir en la que será una superweek de infarto, especialmente para equipos como Fnatic.

Dejando a un margen que equipos como G2 aún no han sellado su clasificación (aunque lo tienen fácil), la inmensa alegría que nos ha dado MAD Lions, y la sorpresa de Rogue arrasando y colándose ya en las finales, esto deja a equipos como Misfits, Origen o incluso Fnatic en una delicada posición en la que muchos de los presuntos favoritos (al menos de pelear por el título) se van a quedar fuera.

El que mejor lo tiene de los mencionados, desde luego es Fnatic, que dependiendo de sí mismo se ha complicado la vida esta última jornada con dos derrotas ante Rogue y G2 que le dejan casi sin margen de error y con un calendario que para nada es fiable pues se cruza con rivales muy directos, y sí, aquí metemos también al Schalke 04.

Tras la llegada de Gilius, el conjunto alemán parece un equipo nuevo, y suma la mejor racha de victorias de la LEC con cuatro. Sus opciones son remotas pero pelearán hasta el final. Todo lo que no sea ganar supondrá muchos problemas para Fnatic, especialmente si Misfits gana contra un MAD Lions ya clasificado y que a veces suele throwear o si Origen pone fin a su pésima racha contra Excel. Y de ganar, mantendrán la ventaja pero sin poder confiarse (en función de lo que ocurra en los otros dos mencionados partidos).

Esto nos lleva al sábado en el que Fnatic se mide a Excel. Que si tropieza ante Origen irá a morder por esa plaza que tanto le ha costado conseguir, y más contra un rival con el que perdería el duelo particular si suma otra derrota. Un rival más que directo y que tampoco lo tiene nada fácil pese a sus buenas opciones. Todo mientras Origen se mide a otro equipo en plena pugna y en posición favorable como SK, que también ha callado muchas bocas, y un Misfits que puede decir adiós a sus opciones frente a G2.

Con todo ello y muy probablemente todo se decida el domingo en el que Fnatic recibe de nuevo al rival de Origen. Si SK ya ha sellado su clasificación podrían ir más relajados pese a la ventaja que suponen las cuatro primeras plazas, pero si no, los de Mithy deberán entregarse a fondo de nuevo mientras Origen se las ve con un Rogue imparable dispuesto a defender y pelear la primera plaza de LEC.

Compartir
Artículo anterior¡Valorant lo confirma! Llega el modo Deathmatch: Todos contra todos
Artículo siguienteBrawl Stars la lía con el segundo gadget de Penny, huele a nerf inmediato

No hay comentarios

Dejar una respuesta