Compartir
Yuumi

La presencia abusiva de Yuumi en el estado actual del League of Legends llega a su fin o al menos esa es la intención del equipo de balance, millones de críticas mediante, para sacar a la gata del top tier con un nerf brutal centrado en su E, una de las curaciones hasta ahora más bestias del juego.

El «aumento de maná sistémico» de Yuumi era la razón según Riot para quitarle poder a uno de los supports más rotos de todo el LoL, algo que pasado por el lenguaje de todo jugador era un auténtico abuso que colocaba a la gata en el top tier…hasta ahora.

Su E, Presteza Gatuna, baja su coste básico de 100/115/130/145/160 de mana40/45/50/55/60 de maná pero ahora se le sumará el +15 % del maná máximo del campeón. Esto reduce y mucho las opciones de curación del campeón en todos los momentos de la partida, aunque la hará menos fuerte sobre todo en el late.

Esto es un bloqueo directo a Yuumi para que deje de espamear la curación una y otra vez como hasta ahora, por lo que ahora le costará mucho más salvaguardar a los compañeros más débiles en la partida en teamfights algo más largas, algo que hasta ahora era tarea fácil.

El especialista en descifrar todas las estadísticas incluyendo los porcentajes es Realistik, el entrenador principal de Euronics Gaming y ex técnico en SK Gaming, que hace unos días analizó todos los detalles en la previa del parche con los ajustes que hoy se han confirmado en este 10.13.

Aquí es donde calcula que el coste de maná llega casi a duplicarse en algunos casos (de 145 de maná a 279.75), e incluso argumenta todas las stats con y sin mana flow para tener todas las opciones posibles para aquellos que usen a la gata mágica.

La consecuencia es clara, la versatilidad de Yuumi en partida es nula y su única función es la de proteger al aliado en el que está con la curación además de aportar con la ultimate para ralentizar a los rivales, por lo que se le resta una fuerza descomunal a su habilidad más importante.

Este nerf fuerza a Yuumi a salir del campeón con más constancia para utilizar la W y probar un apoyo más constante al no poder espamear la E con tanta facilidad dentro del mismo campeón, por lo que la fuerza a confundir a rivales con su movilidad antes de volver a entrar en otro compañero. El tiempo dirá si el nerf era suficiente, pero a todas luces, lo parece.

Compartir
Artículo anteriorValorant: los 4 bugs surrealistas que retrasan las rankeds
Artículo siguientePokemon Unite, el LoL de Pokémon que completa este extraño 2020
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta