Compartir

La suerte, la toma de decisiones y el factor moral son solo algunas vertientes para comenzar a explicar las consecuencias del bug de Orianna que supuso el remake de la segunda partida entre Team Vitality y Giants Gaming que, tras la derrota del equipo español cuando tenía en su mano la serie, dejó multitud de reacciones de los protagonistas.

La escena española saltó en defensa del conjunto español tras lo sucedido e incluso ‘Giants’ se coló entre las tendencias en Twitter, solo un guiño del apoyo que se multiplicó una vez Team Vitality se llevó el mejor de tres. Muchos fueron los nombres que dieron su opinión y aquí recalcamos algunos de ellos:

Después de aclarar que Riot forzó a Giants Gaming jugar el remake, Lozark, técnico del equipo español, dejó su perspectiva de la situación para que no se vuelva a ocurrir. A su vez, explicó con detalle lo que sucedía.

Memento fue uno de los que notó más el cambio a partir del remake. El jungla estaba demostrando un alto nivel en la segunda partida y no volvió a estar al mismo nivel en la serie. Aquí entra la pregunta de si el remake afectó moralmente a los jugadores de Giants.

Después de un erróneo tuit en el que Quickshot dejaba entrever que ambos equipos habían aceptado el remake, algo que Giants no hizo, el shoutcaster borró el tuit y lo aclaró, dejando entrever que el equipo perjudicado por el bug fue al que se le preguntó para hacer el remake.

Germán Domínguez, cofundador de Giants Gaming, fue muy claro con la situación en redes sociales y en todo momento dejó claro que Team Vitality no tuvo nada que ver con todo lo que supuso el bug.

Sobre la posibilidad de usar Chronobreak como ya se ha hecho en Norteamérica, Edgar Medina, Publishing Team Manager de Riot Games, comentó que la herramienta está en testeo y de momento solo está abierta en NA. Igualmente, su hilo de respuestas también refleja detalles sobre la normativa por la que se tomó esa decisión en el encuentro.

No hay comentarios

Dejar una respuesta