Compartir

El virus COVID-19 denominado popularmente como coronavirus sigue arrastrando un estado de alerta para los países asiáticos, más aún en la LCK que tras las pruebas de su presentadora Kim Mina y su posterior resultado negativo han decidido cerrar la sala de medios ante el nivel de alerta nacional.

Ha sido Ashley Kang, fundadora de Korizon que trabaja mano a mano con la LCK coreana la que soltó la noticia acerca del cierre de la sala de medios, acabando así con las actividades de prensa donde incluyen entrevistas a los propios jugadores hasta que el nivel de emergencia disminuya.

La misma persona ofreció el antecedente de esta situación, que obligados por el brote de gripe A (H1N1) en 2009 el estado de alerta duró de cinco a seis semanas, sin dudar en afirmar «que cabe la posibilidad que no haya más actividades mediáticas durante el resto del split de primavera».

Lo que se preguntan muchos de los seguidores de una de las ligas más importantes y dominantes del panorama esports en League of Legends es cuándo llegará el próximo paso y la liga quede paralizada ante la situación actual del país, ya que dicha liga se mantiene jugando actualmente sin presencia de público.

Otra de las preocupaciones del League of Legends mundial es el mayor espectáculo internacional del MOBA de Riot, Worlds, que se disputará en tierras asiáticas, concretamente en China en la ciudad de Shanghai. Un país que ya ha visto como su liga se suspendía por la crisis del coronavirus, y que durante su último albergamiento del torneo mundialista aunó a más de 75.000 personas en el estadio Nacional de Pekín.

Compartir
Artículo anteriorLa fecha de salida del rework de Wukong y sus nuevos cambios
Artículo siguientePerkz se pone serio en plena crisis de G2 Esports

No hay comentarios

Dejar una respuesta