Compartir

¿Estancado en el nivel 55? ¿No crees posible que haya varios jugadores por encima del nivel 2.000 en League of Legends? Nosotros tampoco, pero cuando los números hablan por sí mismos es mejor arrodillarse con una reverencia y creer en el más allá con usuarios como Nolife Fynn y Toucan Celeste.

La dimensión de los iconos de nivel necesita una nueva revisión por parte de Riot Games y hay varios culpables de que eso sea así, entes extraterrestres que dedican su vida al MOBA hasta lograr hitos inexplicables como son estos dos casos, aunque el vídeo habla por sí solo.

Hace unos días el jugador Nolife Fynn demostró en sus redes sociales que había pasado la barrera del nivel 2.000 en League of Legends con un vídeo épico en el que, sin apenas gameplay de la partida, demuestra que llegó a la cifra redonda de la mano de Jinx, pero ahí no queda todo.

Precisamente en ese vídeo comenta que próximamente dirá cuál es su estrategia para subir de nivel con tanta facilidad, aunque echándole un vistazo a sus estadísticas en la base de datos de su usuario, parece que no se despega nunca del ordenador.

Pero si lo de Nolife Fynn está lejos de toda lógica, el caso de Toucan Celeste es mucho más flagrante porque a estas alturas el usuario está ya en el nivel 2059 y de hecho apareció en el vídeo homenaje de los 10 años de LoL diciendo que ya había superado los 2K de level.

En ambos casos la explicación es difícil, pero la evolución de Nolife Fynn es incluso más peligrosa, porque revisando su cuenta las horas que juega nos hacen pensar que verdaderamente debe compartir partidas con algún compañero o miembro de la familia aunque sea para partidas vs bots, porque no las horas continuadas en la Grieta del Invocador están fuera de toda lógica.

Sea como fuere, Riot Games ya puede replantearse nuevos iconos para el nivel 3.000 e incluso para entender de un punto de vista totalmente opuesto cómo adentrarse en su videojuego, aunque la mitad estemos estancados en el lvl 70 y con el miedo a quedarnos ahí con Runeterra, Wilf Rift y lo que viene por delante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta