Compartir

El reino europeo de League of Legends tiene tantas conquistas como triunfos en los últimos años y en la eterna comparación con Norteamérica hay tantas diferencias como las hay de resultados, un choque constante entre LEC y LCS con plantillas totalmente opuestas en las que se repite un mismo patrón, los extranjeros se multiplican más allá del viejo continente.

Los millones de Norteamérica siguen estando al frente del mercado de fichajes a pesar de estar varios pasos por detrás de lo que consiguen G2 Esports y Fnatic temporada tras temporada, una situación que se nota en los contratos y en el tipo de jugadores y estrellas que viajan a la LCS, imports included.

De los 50 jugadores que componen las plantillas oficiales de los titulares para el split de primavera de 2020, la mitad son imports, un dato excesivo en el que las franquicias se apropian del éxito en Europa para tomar cada vez más nombres, en esta ocasión hasta 13.

A partir de ahí los coreanos son los que toman el poder entre los extranjeros con ocho jugadores, mientras que entre los restantes hay dos australianos y dos turcos para completar un 50% del total que dejan en mínimos el talento propio en la competición.

El caso de Europa es totalmente opuesto. Los proyectos se aprovechan del legado en cada una de las ligas europeas de primer nivel y son muchos los jugadores que dan el salto hasta llegar a la élite desde abajo y ahí los datos hablan por sí solo: de los 50 jugadores en LEC solo hay 5 imports.

Cuatro coreanos, un australiano y una interminable lista de europeos, así se presenta la temporada en LEC en la que los extranjeros no son para nada desconocidos, ya que algunos repiten y otros vuelven tras etapas pasadas: Expect y Mickey (Excel), Dreams (Schalke 04), Trick (SK Gaming) y Destiny (Origen).

La pregunta es si esa revolución constante de LEC se podrá mantener con el auge del talento propio temporada tras temporada tras la salida de grandes jugadores de la región, un tema bastante repetido que se evade cada vez que nos acercamos a los dos grandes equipos, G2 Esports y Fnatic, dos plantillas totalmente europeas que definen lo que es la competición, la liga y la capacidad de Europa por estar en lo más alto como en los últimos años. ¿Será 2020 el año de los Worlds?

 

Compartir
Artículo anterior¿El anuncio de la PS5? La conferencia de Sony en el CES 2020, hora y directo
Artículo siguienteYa está listo el parche de inicio de temporada 10.1 de League of Legends
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta