Compartir

Que la fiesta sea el resumen global de una primera jornada de la Superliga Orange deja muchas conclusiones positivas para el espectáculo y es que entre tanto cambio de nombres y aspiraciones, los ocho equipos de la mejor competición nacional de League of Legends han demostrado que el margen de mejora es tan elevado como el nivel de entretenimiento de este inicio.

Los throws y las remontadas son el ejemplo perfecto de que la diversión no va acompañada de la perfección en la Grieta y en este caos KIYF eSports ha brillado como el único equipo que ha sacado los tres puntos, por lo que duerme como el primer líder de este split de verano a pesar de que todos los focos han quedado para el MAD Lions contra Movistar Riders.

Leones y jinetes recreaban la que era la fue la final de la última temporada en Murcia aunque en puntos totalmente distintos. MAD Lions llegaba sin haber entrenado lo suficiente y con unas merecidas vacaciones tras competir en la European Masters, mientras que el bloque de Movistar Riders sí llevaba algo más de tiempo preparando este inicio con Gevous, la referencia en los banquillos. Ninguno estuvo a la altura.

En el primer mapa la locura se apoderó del early y Jeskla se aprovechó de ello con Kai’sa hasta acabar 14/2/5 en una partida excepcional de Xyraz con Singed, eliminando el factor Werlyb y además logrando jugadas increíbles como una quadrakill no oficial en la gran primera pelea alrededor del Nashor. La jugada decisiva, un flanqueo soberbio de Riders en la calle central de hasta cuatro jugadores con el que cerraron el Nashor y la partida.

En la segunda MAD Lions no consiguió imponer la prioridad de Kha’Zix que siempre ha tenido Selfmademan y la dupla Hattrix-Cinkrof se hizo con la partida con un inicio abrumador con siete kills para los jinetes. Pero con todo a favor y después de varios movimientos buenos en el Nashor, Riders pecó en dos ocasiones de ser demasiado agresivo, la decisiva pusheando mid y gastando tres destellos para nada, lo que acabó en una cazada a Jeskla y el cierre del partido por parte de los leones, que lo tenían todo perdido.

El resumen desde dentro, de Araneae:

La mejora del nuevo ASUS ante Giants

ASUS ROG Army dejó muy buenas sensaciones con su renovado bloque ante uno de los mejores equipos del pasado split y es que Vodafone Giants ha logrado mantener el gran bloque que le hizo ser respetado ante los grandes, pero está lejos de llegar al nivel de la temporada pasada después del empate en esta serie.

La primera partida fue a todas luces de Deadly. El adc de los gigantes comenzó la partida muy fuerte y rompió una partida bastante igualada en el early en una partida clave donde junto a Kashtelan rompió los límites de daño hasta ahora en la Grieta. Con decisiones muy marcadas, Giants fue muy inteligente en partida y después del Nashor, acabó muy rápido con un push calculado en todas las líneas, lo que junto a la iniciación del Ornn de Yoppa puso la primera victoria.

En ASUS no brilló Kadir con Jax en el primer mapa, pero el fichaje estrella del equipo de PochiPoom y LeDuck mejoró y mucho rompiendo el early en la continuación con Trundle. La presión y la movilidad de Aurelion Sol ayudaron lo suficiente para crear una bola de nieve imparable y junto al daño de Sedrion con Kai’Sa (11 kills) marcaron la serie con partidas más decisivas de la jornada.

KIYF, el primer líderD

Sin Nixerino en el equipo titular por problemas personales, KIYF tenía mucho ganado de inicio en la jornada inaugural y así lo demostraron tanto ZaZee como Carzzy en la Grieta, que en su debut en la competición dejaron claro que están a la altura de hacer grandes cosas en este split veraniego.

La vuelta al competitivo de Dragons Esports no fue la mejor y el Yasuo de Vrow en la primer partida fue el claro ejemplo de ello. ZaZee se lo comió con Ryze en la fase de líneas y a pesar de algunas cazadas de los dragones, el control total del mapa fue de los ninjas. Sacre aguantó lo que pudo dejando muy buenas mecánicas, pero Orome se lo comió en el late y terminó ganando la partida con Irelia tras una pelea grupal en la que sacó una triple monumental. El 1-3-1 le valió a los ninjas.

Carzzy fue la bestia del segundo mapa con Kai’Sa y KIYF volvió a poner en marcha con éxito el 1-3-1 superando en esta ocasión un buen early de Dragons, que fue más proactivo y provocó una fiesta inicial con muchas cazadas.

Los dragones se equivocaron en más de una ocasión peleando en momentos en los que parecían bastante perdidos, como la pelea de Homi y Vrow en la calle central y precisamente KIYF aprovechó esos errores y se apoyó en su ADC para jugar con la presión y hacerse con los tres puntos.

Igualdad total entre pingüinos y monos

El primer enfrentamiento fue bastante igualado y como sucede tantas veces en el League of Legends, todo lo cambió una sola cazada instantes después de que salga el Nashor, en este caso en una kill sobre Ippon que provocó el bufo para los monos y una triple Czekolad con Ryze. Tarky, tras cuatro bans recibidos, se marcó una partida sobresaliente con ultimates geniales con Zilean.

La fiesta en la segunda partida fue para Penguins. JaVaaa y Czekolad tenían la manija de sus partidas después de varias peleas grupales en el early, pero los monos cometieron uno de los mayores errores de la jornada, moviéndose en grupo a bot para matar a Glebo y permitiendo un Nashor gratuito. En la pelea posterior Karakaal fue fundamental con Taric y a partir de ahí los pingüinos marcaron a Malzahar como condición de victoria hasta conseguir el empate en la serie.

 

Compartir
Artículo anteriorNew York Excelsior asegura en liderato en la temporada regular Overwatch League
Artículo siguiente¿Está cambiando el meta de Hearthstone tras los nerfs?
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta