Compartir

Riot Games está ampliando el control sobre cierto tipo de aplicaciones gratuitas y después de varios avisos, se ponen serios con todos los usuarios que usen LoLSkin, un programa que te permite usar cualquier skin del cliente en League of Legends y que a partir de ahora puede llevarte al baneo permanente de la cuenta.

Luchar contra Riot en este tipo de casos es perder una batalla en la que no tendrás siquiera tiempo de prepararte y es que por muchos años de cuenta que tengas en el juego, si no sigues las directrices de la desarrolladora puedes quedarte sin nada si te encierras en seguir utilizando LoLSkin.

Este tipo de apps se han puesto muy de moda para usar gratuitamente cualquiera de los aspectos del MOBA y finalmente, desde Riot Turquía, dan el primer paso para frenar la plataforma y a los jugadores que la usen después de muchos avisos y prohibiciones.

En el texto oficial, Riot Games por medio de Riot Xecthar, insta a los jugadores a eliminar LoLSkin del PC con todas las extensiones que tenga para evitar el ‘permabann’, un anuncio que oficialmente lleva un mes en proceso en servidores como Turquía, Rusia y Corea antes de llegar a Europa y Norteamérica.

De hecho, son muchos los jugadores a los que les sigue apareciendo la opción de elegir skin a pesar de eliminar la app y de hecho Riot ha puesto a disposición de los jugadores una herramienta de reparación para descargarla y solucionarlo, una reparación Hextech. Aunque también funciona eliminar el juego, luego la carpeta y volver a instalarlo.

Con esta opción, Riot pide disculpas por haber tardado demasiado en tomar medidas al tiempo que da una solución para evitar el permaban y es que sin duda esta aplicación ofrecía una experiencia totalmente molesta para todos aquellos que invierten en skins y que se han visto atacados indirectamente.

Esto es un aviso para todos los jugadores a nivel mundial, porque aunque todavía no esté en tu región, la app puede manipular tus datos y al mismo tiempo hacer que pierdas una cuenta que quizás lleves años usando.

No hay comentarios

Dejar una respuesta