Compartir

La derrota de Fnatic, que partía como favorito, ha sentado como un jarro de agua fría en la región europea. El contundente resultado se ha dado no solo por los aciertos de Invictus Gaming, que ha merecido ganar la final, sino también por los errores de Fnatic. Los europeos no tuvieron su mejor serie, cayendo de forma estrepitosa y sin visible capacidad de reacción.

El primer gran error llegó en la fase de selección y bloqueos de la primera partida. Fnatic priorizó bloquear campeones que están bien en el meta actual, en lugar de centrarse en algún jugador en concreto. Solo TheShy no pudo jugar Aatrox, pero Ning, Baolan y JackeyLove jugaron sus mejores campeones. Ning fue clave con Camille, y JackeyLove destrozó la línea con Kai’Sa apoyada por el Alistar de Baolan. Además, eligió a Urgot, que había desaparecido del torneo y a Jhin, que no es uno de los mejores campeones de Rekkles, por delante de Xayah.

El segundo gran error de las finales fue insistir con Urgot e incluso tomarlo como primera elección. La Pesadilla Mecánica ni siquiera llegó a mal sueño para los chinos, que lo contrarrestaron con Irelia. Además, Ning ganó el early game al Lee Sin de Broxah, cosa difícilmente justificable. Con Xayah y Kai’Sa seleccionables, Rekkles tomó otra extraña decisión jugando a Ezreal, y apenas tuvo impacto en la partida.

El tercer gran error no tuvo que ver tanto con los campeones elegidos como con el estilo de juego. Los europeos se centraron en contrarrestar los ataques chinos y jugar esperando, yendo completamente en contra de lo que están acostumbrados a hacer. Fnatic había llegado a la final jugando agresivo y buscando llevar la iniciativa. Así habían ganado sus dos partidas a Invictus Gaming en la fase de grupos, pero decidieron cambiar en la final.

Ha sido sorprendente como ninguno de los jugadores europeos ha estado cómodo durante la serie. Rekkles ha destacado algo en la última partida, pero el resto del tiempo ha cometido los mismos errores que sus compañeros. Mal posicionamiento, falta de control de la visión, errores mecánicos… prácticamente, Fnatic se ha ido condenando a sí mismo poco a poco.

No hay comentarios

Dejar una respuesta