Compartir

Con las enormes esperanzas puestas en que G2 se proclamase campeón del mundo, más allá del palo y dolor que supone a la comunidad europea quizá no fuimos conscientes de la verdadera paliza sufrida por FunPlus Phoenix. Unos Worlds 2019 que muchos tardarán en olvidar, sobre todo viendo los datos individuales del rival samurái en la gran final.

Y es que aunque Tian fue el más que merecido MVP de la serie con tres espectaculares actuaciones con Lee Sin, no menos meritorias fue la de otros miembros de FPX como es el caso de su tirador Lwx, que pasará a la historia por ser el primer jugador de la historia en no morir en una final de Worlds.

Con un abrumador KDA de 35 en la final de Worlds 2019 ante G2 Esports (11/0/5, 8/0/6 y 2/0/3), el tirador chino firma un nuevo capítulo en la historia del League of Legends competitivo. Pues nunca antes, pese a que ya llevamos tres finales consecutivas con stompeadas por 3-0, un jugador se había librado de morir. Y hablamos encima del tirador, que suele ser la pieza más endeble y expuesto a primeros gankeos y diveos que intenten dar ventaja a la botlane rival.

Ya en años anteriores otros estuvieron cerca. Por ejemplo Rookie y JackeyLove solo murieron 2 veces en toda la final ante Fnatic en otro doloroso 3-0 de China a Europa. Y el año anterior, en la humanización de SKT a manos de Samsung Galaxy, Ruler y CoreJJ también sumaron solo dos muertes, produciéndose ambas en la tercera partida donde se acumularon 29 kills, llegando limpios hasta ese momento.

Pero para cerca el caso de GimGoon que rozó el récord de Lwx, pues en las duras stompeadas a G2, el toplaner también abusaba y se mantenía con un KDA perfecto: 5/012 en el primer mapa, 3/0/4 en el segundo y 2/0/6 en el tercero, todo hasta que, mientras caía el nexo, Perkz acabó con su vida, quedándose a tan solo tres segundos de compartir hito con su tirador. Debe ser cierto esto de que las leyendas nunca mueren…

No hay comentarios

Dejar una respuesta