Compartir
MAD Lions Schalke

Callando bocas y a todos los power rankings, algunos de ellos colocándoles en última posición, MAD Lions sigue soñando con la posibilidad real de terminar la temporada en posiciones de playoffs, y por qué no, dar algún susto a los aspirantes al título de LEC.

Cada partido es vital e importante, y el de Schalke 04 fue otro ejemplo más de que cualquier rival puede hacerte sudar. Pero el fantástico macro de los leones, que dieron un severo repaso en early, le dio una ventaja a la postre decisiva para que terminara cayendo el nexo justo al minuto 51. Y es que el regreso del Azir contra Corki nos devuelve a este meta de partidas lentas, y para ello hay que saber pensar a largo plazo, como lo que hizo MAD Lions tanto para su Corki como para Miss Fortune y Karthus.

La partida estaba decantada en una tranquilidad absoluta, con apenas 4 kills en 27 minutos, pero aunque casi nunca moría nadie cuando se buscaba acción, toda jugada terminaba siempre con el conjunto alemán replegándose permitiendo a los leones cumplir objetivos. Y llegaron los power spikes de MF y Corki, que se veían especialmente peligrosos sobre todo con un Braum al lado, capaces de generar esas pequeñas diferencias en teamfights que terminaban decidiendo jugadas enteras como el primer Nashor de la partida.

Pero el Schalke 04 no se iba a rendir, y con Odoamne tirando del carro con su Aatrox, a MAD Lions le tocó sufrir y mantener ese mismo nivel en cuanto a decisiones, lo que le permitieron llevarse el Alma de Océano, otro Nashor y el primer Dragón Anciano. Los alemanes aguantaban las embestidas y se atrevían a soñar. Y con ese sueño les baiteó MAD Lions, regalándoles el Anciano para asediar la base rival sin que al Schalke le diese tiempo suficiente de backear y defender lo que ya era la octava victoria de los leones y su eliminación matemática para playoffs.

No hay comentarios

Dejar una respuesta