Compartir

No pintaba nada, pero nada bien la partida a favor de MAD Lions, y es que pese a un buen invade a Nivel 1, Rogue abusó de su rival en early. Una enorme ventaja que terminaron tirando a causa de varios errores de manual que los leones aprovecharon para acabar paseándose hasta el nexo rival y remontar una partida que les da su cuarta victoria en LEC.

Todo apuntaba a una nueva victoria para un Rogue que está sabiendo sorprender en esta temporada, especialmente cuando el Draven de Hans Sama marcaba enormes diferencias que dejaban en ridículo el buen hacer de Carzzy. Nadie podía pararle, y el tirador no hacía más que acumular Adoración hasta unos límites muy peligrosos, que le sirvieron para llevarse un extra de 700 de oro con su primer asesinato. Algo que, de la mano de una absoluta genialidad de Finn con Sett en el pit del Heraldo, generaba una ventaja superior a los 5k de oro para Rogue.

La pesadilla era aún peor, pues el conjunto de fredy122 hacía buen provecho de ese oro para itemizarse contra el daño mágico de LeBlanc, Soraka, Kai’Sa… por lo que a MAD Lions le era imposible iniciar cualquier pelea. Pero entonces llegaron los errores de Rogue, que entraban a pelear por un dragón sabiéndose superiores, pero un silencio clave de Soraka sobre Lissandra fue clave para terminar cazando tanto a Finn como Vander, lo que significaba Nashor para MAD Lions.

Con los nervios y la presión de las oleadas, Rogue siguió tomando pésimas decisiones que acompañaban a la monstruosidad en la que ya se había convertido la Soraka de Orome, haciendo inmortal a su equipo y ganando en cada teamfight una enorme cantidad de tiempo que Carzzy y Humanoid aprovechaban casi a placer. Esos errores significaban un segundo Nashor para los leones, que hubiese significado una victoria más temprana si el tirador checo hubiese mantenido la calma al asediar el nexo, siendo estampado por Sett contra la fuente. Pero a pesar de salvar esa jugada, a MAD Lions le bastó un par de oleadas el volver a asediar y pese al enorme daño de Rogue le era imposible pelear contra la Plegaria y Redención de una Soraka que, aunque tiene las horas contadas, se sigue gustando en la LEC con pleno de victorias.

Compartir
Artículo anteriorOdoamne se desmorona tras el 0-6 de Schalke: “Es muy decepcionante”
Artículo siguienteDejar Gragas abierto para Razork, y otras maneras de caer ante Misfits

No hay comentarios

Dejar una respuesta