Compartir

A más de una hora antes del espectáculo de los Worlds 2019 una gran cantidad de aficionados se agolpaban en las colas del recinto, que tras la apertura de puertas no tardaron en empezar a llenar las gradas del AccorHotels Arena de París. Más de una hora de previa en la que el bueno de Romain Bigeard aportó espectáculo y comenzaba a calentar al público con cánticos a favor de G2.

Vestido como gladiador y presumiendo siempre de físico, el que fuera la mítica figura de Unicorns of Love es desde hace tiempo uno de los grandes animadores de Riot, aunque el público francés no pudo evitar tirar para casa y entonar en varias ocasiones el himno oficial de la Marsellesa.

Convertido a su vez en un cántico deportivo en diferentes disciplinas, especialmente en el fútbol, usado por numerosos equipos de todo el mundo variando la letra de la misma, la Marsellesa cobrara especial fuerza en las gradas del AccorHotels Arena. Aunque por supuesto no fue el único cántico que se escuchó.

G2 Esports jugaba en casa en esta final de Worlds 2019, y eso tenía que hacerse notar en el recinto. El “Let’s go G2!” era constante, sobre todo a medida que se acercaba el gran momento de la final. Pero Romain quiso apostar por algo más y llevar los cánticos a G2 a otro nivel. Cogiendo de base el We will rock you de Queen, el estribillo adaptaba la forma al ritmo de las palmascon un “Let’s Go, Let’s Go, G2, G2“. Y la guinda del pastel era el momento en el que la audiencia más arriba se venía, pues aprovechando las vestimentas del fantástico animador llamó al oficio de sus espartanos en la grada, resonando de manera potente un “G2! G2! G2!“, cual grito de los de Leónidas se tratase.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta