Compartir

La escena competitiva del más alto nivel está comenzando a cambiar en League of Legends y la revolución que se acaba de anunciar para la LCS NA cambiará la base de lo que conocemos hasta ahora, incluyendo un modelo de franquicias y una asociación de jugadores entre otras tantas novedades.

El modelo de franquicias es quizás el proyecto más ambicioso. Si todo va bien, Riot cree que a finales de este 2017 se anunciarán todos los equipos que formarán parte de manera indefinida en la competición, por lo que la lucha por conseguir una plaza.

Esa evolución de la LCS en Norteamérica tendrá como base una sólida apuesta económica para conseguir el puesto y todo apunta a que esa inversión sería de unos 10 millones de dólares. Además de la apuesta económica, Riot elegirá a las organizaciones más estables, profesionales y volcadas con crear un ambiente de profesionalidad para los jugadores y la competición.

Sabiendo este movimiento podríamos entender el que varios equipos de la NBA ya se hayan puesto en marcha en la contratación de un manager general para la sección de eSports, por lo que sería bastante lógico que alguno más de los que ya están se sumerjan en League of Legends conociendo la situación en la que quedará la LCS a partir de 2018.

Cabe destacar que Riot compensará a los equipos actualmente en LCS que se queden sin plaza después de su selección, además de un periodo en el que los equipos que ya no estén podrán negociar la venta de sus jugadores.

Otro de los puntos más llamativos es la llegada de una nueva liga de academias que tome el puesto de la Challenger Series, ya que perderá totalmente su significado. Eso sí, si hay equipos que quedan novenos o décimos en cinco de ocho splits, podrán perder su opción a mantenerse en la LCS NA, aunque no se especifica más detalles.

Asociación de jugadores

NA LCS

Otro de los puntos claves del anuncio es sin duda la implementación de una asociación profesional de jugadores. De esta manera se incluirá a los jugadores en las decisiones globales como la planificación económica, en la que estarán involucrados y tendrán varias mejoras.

La base de la propuesta es que los jugadores, claves en la representación y organización de la asociación, estén legalmente más protegidos, además de tener mejores condiciones con respecto a la competición. Igualmente se abre un marco legal en el que se imponen salarios mínimos (75.000 dólares anuales) y máximos.

Beneficios con franquicias y jugadores

El montante económico entre Riot Games, franquicias y jugadores también da un vuelto completo. Los jugadores por su parte recibirán como poco un 35% de los ingresos que se compartan con la competición, mientras que los clubes obtendrán un 32,5% de ese total compartido con la LCS NA.

El apoyo económico se dividirá en dos partes: beneficios por estar en la liga en igualdad para todos los equipos y otros dependiendo de los resultados logrados en la fase regular y en el seguimiento de los encuentros retransmitidos.

Eso sí, todas las franquicias competentes compartirán los ingresos generados por la competición con Riot, pero con la idea final de obtener una mayor organización y estabilidad en todos los sentidos para el beneficio mutuo de todas las partes independientemente.

Compartir
Artículo anteriorRiders y eMonkeyz se lo juegan todo tras la victoria de PAM
Artículo siguienteGiants Gaming unifica el equipo de Challenger Series con el de Superliga
Periodista. Sintiendo la profesión en el día a día. Responsable de @esports4players y @planetadesmarque. A la locura con el mando bajo el brazo (@j00perez).

No hay comentarios

Dejar una respuesta