Compartir

La victoria de Invictus Gaming en la final de los Worlds 2018 de League of Legends es un auténtico soplo de aire fresco para el competitivo de Riot Games y un empujón para China, que además de hacer el año perfecto, graba en la historia el nombre de Ning como el primer MVP patrio.

Pocos podían imaginar que la carrera de Invictus Gaming y Fnatic supondría una paliza de tal magnitud como la que el equipo asiático le ha propinado a los europeos en el Estadio Munhak de Incheon, donde Gao ‘Ning’ Zhen-Ning se ha convertido en el auténtico protagonista con tres partidas casi perfectas con Camille (en dos ocasiones) y Gragas.

Aunque había brillado con los suyos en el camino hacia la final, los focos para la gran cita de los Worlds en el equipo chino estaban puestos en TheShy y sobre todo en Rookie, pero finalmente han sido tanto Ning como JackeLove los que se han apropiado de la Grieta del Invocador, cambiando las previsiones y convirtiendo una final igualada en un stomp.

Con Broxah como uno de los jugadores más destacados de Fnatic en todo el torneo, Ning parecía tener uno de los papeles más complicados en la final, pero nada más lejos de la realidad. El jungla chino ha sido muy superior al danés en la toma de decisiones, se ha impuesto en todos los ganks y ha marcado el early de cada una de las tres partidas que se han jugado.

En la primera partida lo hizo a la perfección con Camille, llevándose la primera sangre y destrozando a Caps junto a Rookie en la calle central, aunque no fue menos con Gragas, con el que llegó a ponerse 5/0/5 en menos de 20 minutos y dejando jugadas como esta.

https://twitter.com/lolesports/status/1058648197575274497

Los solo líneas de Invictus Gaming eran una de las claves de la partida y necesitaban superioridad para plasmar la fuerza del conjunto asiático en los primeros minutos de la partida, algo que precisamente aprovechó Ning moviéndose de una línea a otra constantemente.

El jungla, protagonista en los tres mapas, ha mencionado más de una vez en declaraciones durante los Worlds que un jugador de su posición no necesita farmear, sino gankear una y otra vez para darle ventaja a los suyos. Y precisamente esa ha sido la clave del equipo de la LPL.

Sin la historia ni los vítores de otras tantas estrellas en la cita coreana, Ning se ha erigido como uno de los protagonistas de la final y de los campeones del mundo, donde cada uno de los jugadores del quinteto han destacado haciéndose merecedores del primer título de campeones para China.

No hay comentarios

Dejar una respuesta