Compartir

Para los equipos de eSports los patrocinadores son tan importantes como respirar pues de ellos provienen la mayoría de sus ingresos. En los últimos años las casas de apuestas han entrado en el negocio de los eSports pero las normas de la LCS han obligado a rescindir el contrato de NiP con la Betway.

La LCS controla con mucha cautela los sponsors que los equipos pueden llevar en sus camisetas y en el caso de Ninjas in Pyjamas caían en contradicción con la regla 7.2.4 que establece que los equipos no pueden mostrar logos de “loterías o empresas, servicios o productos que inciten, asistan o promuevan los juego de azar“.

Apenas 11 meses ha durado el acuerdo entre Betway y Ninjas in Pyjamas que estaba previsto para varios años pero las duras normas de Riot sobre el juego han llevado a naufragar este gran acuerdo comercial entre las dos marcas.

Betway iba a ser el logotipo principal de las camisetas de NiP pero con la restricción, los jugadores tuvieron que lucir otras camisetas sin la marca de Betway durante su debut en la LCS. Que no pudiera verse el logo de la empresa de apuestas durante una de las competiciones con más audiencia ha hecho que el acuerdo no sea favorable a ninguna de las partes.

Ninjas in Pyjamas no han sido el único equipo que ha chocado con esta norma. A principios de año el equipo G2 eSports tuvo que acabar su patrocinio con Kinguin por motivos similares lo que muestra lo seriamente que se toma Riot el tema de los patrocinios.

No hay comentarios

Dejar una respuesta